Economía

Pese a lluvias, piden seguir con los trabajos de dragado

 

Las lluvias registradas en octubre aumentaron poco más del metro y medio en el nivel del río Paraguay, tomando como referencia el hidrómetro de Asunción, lo cual trajo un alivio a la navegación que estuvo afectada por el bajo caudal del recurso hídrico.

El Gobierno y el sector privado reconocen que la mejoría por lluvias ayudó a aumentar el porcentaje de carga de las barcazas. En tanto, el sector privado, a través del presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (CAFyM), Esteban Dos Santos, reclama que no se descuiden los trabajos en los pasos críticos y que continúen las tareas de dragado.

Actualmente, tres empresas trabajan en tres tramos del río Paraguay, que va desde el río Apa hasta la confluencia con el río Paraná, según informa Jorge Vergara, titular de la Dirección de Proyectos Estratégicos (DIPE), del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

DETALLES. A inicios de octubre se llegó a una bajante histórica de 74 centímetros por debajo del cero hidrológico, que superó la marca del año pasado, y actualmente se registran 92 centímetros arriba del cero, un incremento de casi un metro y medio del nivel del río, efecto de las lluvias dadas este mes, según datos del Puerto de Asunción de la Dirección de Meteorología e Hidrología. “Tuvimos una gran ayuda de la naturaleza, porque los pronósticos eran paupérrimos. Llegamos a un nivel de menos 74 centímetros, algo nunca visto en años. Ahora, con un metro y medio más arriba, nos permite seguir con el dragado en los pasos críticos. Pese a las lluvias, aún seguimos en niveles bajos, no críticos, y esperamos llegar a niveles neutrales, cercanos a dos metros arriba del cero”, señaló Vergara.

Detalló que existen varios pasos críticos, como Cancha Larga al Sur, donde trabaja la empresa Tosa, mientras que en La Bretona (al Norte del país) opera la firma Artes y Estructura SA, y en la zona de Pederal (río arriba de Asunción) se encuentra dragando la compañía TyC SA.

Acotó, además, que siguen bajo control los pasos de Villeta, Guyratí, Paso Lobato, Paso INC y ahora se recuperó parte de la navegación.

Los pasos críticos –según explicó Vergara– son aquellos con problemas de profundidad o ancho de canal necesario para que las embarcaciones puedan circular. “En algunos casos, la anchura de canal es de 50 metros y se requiere ampliar entre 80 y 100 metros”, puntualizó y agregó que pasos críticos se forman siempre, debido a la morfología del río y el arrastre de sedimentos. “Subió el nivel del río y con eso podemos mejorar el volumen del transporte de carga que estamos tomando ahora, aunque no tan significativamente”, expresó el representante naviero Esteban Dos Santos.

Agregó que hay una suba del volumen de carga transportada, ya que una resolución limitaba a navegar a 9 pies de calado entre Villeta y la confluencia del río Paraguay con el Paraná, y ahora se elevó esa medida hasta 9 pies con 8 pulgadas, lo que representa un crecimiento del 10% de capacidad de la bodega de las embarcaciones.


45% aumentó la capacidad de transporte por los ríos, siempre teniendo en cuenta el tipo de carga y embarcación.

Dejá tu comentario