Sociales

Personas solidarias suman apoyo en distintos centros de contingencia

 

Marian Quiroga

La solidaridad es una característica tradicional del pueblo paraguayo que se ve reflejada siempre en tiempos de adversidad, y como el que estamos atravesando en estos momentos a raíz de la pandemia.

A medida que el Covid-19 arrasa en el país y va mostrando su peor cara, los paraguayos brindan su apoyo a los familiares de los pacientes internados en diferentes centros asistenciales.

DAR SIN PEDIR NADA A CAMBIO

Hace un mes, Mónica, Nacho y Víctor iniciaron una acción solidaria digna de imitar, conmovidos por la situación desesperante de los familiares de internados con Covid-19 en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram). Los tres se propusieron ofrecer comida a las personas apostadas allí.

Inicialmente entregaron 20 a 30 platos de guiso. “Nos miraban con un poco de desconfianza y escepticismo. Creo que les era difícil creer que alguien se acercara a dejar algo sin pedir nada a cambio. Solo les dijimos que queríamos compartir con ellos parte de nuestra cena y les dejamos los platos”, comenta Mónica Masulli.

Al ir reiterativamente todas las noches, las personas tomaron confianza y bajaron la guardia.

“Nos aceptaron como amigos, seres humanos preocupados por ellos y tratando de aliviarles en algo la difícil situación que estaban pasando”, prosigue.

Los platos son preparados todos los días en diferentes cocinas fijas y otras ocasionales, que se van sumando a la iniciativa. Cada plato de comida va con un mensaje de esperanza para los familiares de los pacientes, que los reciben con mucha alegría y agradecimientos por tanta solidaridad.

“De esos 20 platos diarios iniciales, hoy estamos superando los 2.000 platos diarios, aparte de sándwiches, postres, masas, tortas, frutas, entre otros snacks que les dejamos a mano”, refiere la mujer.

Diariamente los voluntarios recorren más de 20 instituciones entregando las donaciones. Con una logística impresionante que es coordinada por Nacho, para la entrega.

“Vale la pena destacar la increíble predisposición de este equipo humano, son únicos”, comenta orgullosa Moni.

Al ampliarse la actividad solidaria, en varias ocasiones, el equipo colaboró con familias del bañado, hogares de ancianos y otras instituciones sin fines de lucro que no están atravesando bien la situación.

PARA DONAR

Para poder continuar con esta noble causa, Mónica apela a la buena voluntad de la ciudadanía para juntar donaciones de insumos que les permitan elaborar más platos diarios.

La lista de productos que están necesitando son:

*Proteínas, como carne, pollo, cerdo.

*Verduras, fideos, arroz, conservas, porotos, harina, leche, azúcar, extracto y puré de tomates.

*Jamón, fiambre, jamonada y queso para los sándwiches y manteca.

*Energizante, agua. Cubiertos descartables, envases de isopor y artículos de aseo personal.

De igual manera, invitan a aquellas personas interesadas en dar una mano con la preparación de estas comidas o la entrega de los platos preparados a sumarse si así lo desean, ya que también necesitan apoyo en esta labor.

Para confirmar las donaciones o hacer consultas están habilitados los números (0981) 406-328, con Mónica Masulli, y (0981) 520-666, con Nacho Masulli.


ADMIRABLE. Gesto solidario que brinda apoyo a necesidades en distintos hospitales.

Dejá tu comentario