País

Peregrinación virtual de jóvenes a Caacupé llegará a miles de hogares

 

Conectados en la fe. Momentos de reflexión, espiritualidad, entrenamiento, un análisis sobre la situación del país y los aspectos sociales que afectan a los jóvenes forman parte de lo que será la XXIII Peregrinación Nacional de Jóvenes, que en su edición virtual por la pandemia elevará sus oraciones principalmente por los enfermos y los más de 1.600 fallecidos por el Covid-19.

La cita será el primer día del novenario de la Virgen de Caacupé, el próximo 28 de noviembre, a las 15.30, hora en que siempre arranca la caminata que en años anteriores reunió a más de 20.000 jóvenes de parroquias de todo el país. La transmisión se hará desde el Salón Virgen Serrana en la Ciudad Espiritual del Paraguay y buscará conectar como nunca antes a miles de jóvenes más. ‘‘No sabemos por qué Dios permitió (la pandemia), la razón no se discute, pero es una gran oportunidad para explotar al máximo nuestra creatividad y usar los medios de comunicación y las redes sociales que tenemos a nuestra disposición para su gloria’’, comentó Blásida Argüello, coordinadora de la actividad. Los jóvenes católicos son muy conscientes de la crisis sanitaria por la que atraviesa Paraguay, el mundo entero. Marcos González, secretario ejecutivo de la Pastoral de Juventud del Paraguay (PJP), sostuvo que no pueden desatender la realidad, no se puede exponer a nadie en la peregrinación y mucho menos a los abuelos de cada uno. ‘‘Invitamos a todos los jóvenes a participar de esta actividad virtual, escuchar los testimonios, participar de la adoración y de espacios musicales. Todo lo que solíamos hacer cada año se hará y se transmitirá’’, indicó. Se espera que en cada capilla y parroquia, siguiendo todas las medidas sanitarias, los jóvenes se reúnan y sigan las transmisiones a través de pantallas gigantes. A las 19:00, en la misa los jóvenes leerán el manifiesto. Bianco Prieto, otro de los coordinadores, destacó que esta será una actividad muy grande. Recordó que la peregrinación marcó huella en cada joven que experimentó ese encuentro en la capital espiritual de Caacupé. “Es prácticamente una de las peregrinaciones más grandes del Paraguay, la juventud tiene la oportunidad de encontrarse con la Madre María y esta vez a través de la redes vamos estar en comunión como hermanos’’.EXPERIENCIACon la cuarentena total por la pandemia del coronavirus, los jóvenes ya no pudieron reunirse en sus capillas y las actividades fueron suspendidas; sin embargo, vieron en las redes sociales una herramienta esencial para seguir conectados, reflexionar, orar y organizar la primera gran actividad virtual, que fue la Pascua Joven.‘’Todo lo que se había planeado hacer presencial lo reinventamos haciéndolo a nivel virtual. La Pascua Joven fue la experiencia. Se mantuvieron siempre esos encuentros, en transmisiones de Instagram, Facebook. Eso nos ayudó a expandirnos, éramos tímidos en el sentido de que no utilizábamos estas herramientas digitales que tenemos y eso fue un punto positivo’’, expresó el titular de la Pastoral de Juventud, Marcos González. Invitan a los jóvenes a participar.


NUEVO VIRUS DEL SIGLO

Hay mucho entusias-mo. No podemos desalentarnos por la situación, sino lo contrario, hacer lo mejor posible.
Marcos González
secretario ejecutivo PJP.

Si bien no estaremos juntos en forma presencial, nuestros espíritus y corazones a peregrinar.
Blásida Argüello,
coordinadora.

Dejá tu comentario