Política

Pedirán sesión urgente del Senado para salvar la ley de financiamiento

Legisladores de la Cámara Alta anunciaron ayer que solicitarán a la Comisión Permanente que llame para el próximo jueves a la plenaria para subsanar el proyecto destrozado por Diputados.

Miembros de varias bancadas en el Senado manifestaron su desacuerdo con la actuación de la Cámara de Diputados, que con los cambios en la ley de financiamiento político dejó prácticamente estéril la normativa con nula participación de los órganos de control y además sin que pueda aplicarse la trazabilidad al dinero que recibe cada candidato en las internas partidarias.

Ante esto, y debido a la urgencia del caso porque los plazos fenecen, el senador Stephan Rasmussen señaló que solicitará a la Comisión Permanente que convoque para la próxima semana una sesión extraordinaria del Senado, de modo a arreglar el documento antes de la convocatoria a elecciones que se prevé para el 6 de marzo.

El senador patriaqueridista, miembro de la Comisión Permanente, pedirá que se realice la sesión a fin de modificar el documento aprobado en Diputados para que vuelva a su versión original, que es como la proyectó la diputada Rocío Vallejo. Este documento prevé que sean los candidatos y no solo los movimientos los que presenten su rendición de cuentas. “Aquí lo que se busca es que la trazabilidad del dinero dé posibilidad de conocer el origen del financiamiento de campañas”, dijo Rasmussen.

Indicó que la avivada de los colorados junto a sus aliados, dio muestra de que muchos representantes aún no caen en cuenta de que se debe dar paso a la transparencia.

Rasmussen reconoció que hará falta de voluntad política, dado que juegan contrarreloj, a causa de que Diputados cercenó el proyecto y tras los cambios que se hagan en Senado, el documento deberá volver a Diputados, donde los colorados tienen mayoría y pueden ratificarse o congelar el tratamiento.

“Debemos pedir que el próximo jueves ya seamos convocados, de modo a que esto salga antes del 6 de marzo, que es la fecha fijada para la convocatoria a elecciones municipales. Necesitamos que sea promulgada antes de esa fecha para que se pueda aplicar en las municipales”, mencionó.

Recalcó que la modificación debe ser sencilla pero debe contar con la voluntad de la mayoría. “Vamos a plantear modificaciones de tal modo que quede como la versión original de la proyectista. El objeto es que la trazabilidad llegue a cada candidato, con el involucramiento de la Seprelad”, añadió.

Minimizó la posición de los contrarios a la ley y calificó de excusas las referidas por algunos diputados que dijeron que no existe manera que el Estado pueda colaborar a que la ley se cumpla.

“Son excusas, porque además oímos de boca del viceministro que no habría problema de proveer de RUC a los candidatos. No nos vamos a perder en los tecnicismos, aquí se trata de conocer la fuente del dinero”, subrayó.

Puso como ejemplo que en la ANR, a falta de una ley de financiamiento sólido para hacer un buen control, habían dicho que Horacio Cartes no puso dinero a la campaña de Honor Colorado, pero luego públicamente se le agradeció por el apoyo económico.

Imagen. Los senadores Hugo Richer del Frente Guasu y Víctor Ríos del PLRA, coincidieron también en que la ley de financiamiento debe ejercer un mayor control.

Para Richer, “con esta herramienta se puede atacar la corrupción y el uso abusivo de los recursos públicos”. Dijo que es muy importante su aplicación en un tiempo en que permea fuertemente en las finanzas políticas el dinero del narcotráfico.

Ríos manifestó que lo actuado por la Cámara Baja pone de vuelta en el ojo de la tormenta a todos los legisladores. “Fue un grave error de los Diputados de no haber aprobado el proyecto porque viene innecesariamente a dañar más la imagen de la política”, sostuvo.


Se busca que la trazabilidad del dinero dé posibilidad de conocer el origen del financiamiento. Stephan Rasmussen, senador de PPQ.

Al no haber aprobado Diputados el proyecto, viene innecesariamente a dañar más la imagen. Víctor Ríos, senador del PLRA.

Es importante aplicar esta ley en un tiempo en que permea en las finanzas políticas el dinero del narcotráfico. Hugo Richer, senador del FG.

Dejá tu comentario