Interior

Para el gobernador, la asistencia llega tarde y no es efectiva

 

La pandemia causada por el nuevo coronavirus desnudó la falta de descentralización del Estado, porque las políticas públicas implementadas desde la Administración Central llegaron un poco tarde y lo que llega tarde ya no es efectivo, de acuerdo con la opinión del doctor Roberto González Vaesken, gobernador del Alto Paraná. En el departamento se registraron varias manifestaciones de sectores sociales vulnerables, debido a que la ayuda del Gobierno no llegó a tiempo.

La entidad lleva adelante la asistencia a unas 300 ollas populares en todo el departamento, el fortalecimiento del Hospital Distrital de Hernandarias y esta semana habilita un nuevo albergue prehospitalario Covid-19, en coordinación con las autoridades sanitarias, con los escasos recursos que maneja, se informó ayer.

González Vaesken realizó un análisis de lo que el Gobierno Nacional hizo en este tiempo de emergencia sanitaria. “Casi todo queda en Asunción y el interior se ve olvidado”, señaló. Médicos del gremio local ya habían advertido que muy poco se recibió del Ministerio de Salud Pública para la X Región Sanitaria.

En el Alto Paraná se tuvieron varias manifestaciones, cacerolazos, porque la asistencia económica no llegaba para la población, que ya había comenzado a realizar ollas populares para alimentar a las familias más necesitadas en los asentamientos y barrios de los principales centros urbanos. “Hoy día el Estado se ha visto rebasado. Si hablamos de los diferentes programas que ha implementado, los mismos no han llegado con la celeridad debida y en políticas públicas lo que llega un poco tarde ya no es efectivo. Creo que esta pandemia ha mostrado, ha desnudado que necesitamos una descentralización efectiva”, dijo González Vaesken, quien preside además el Consejo de Gobernadores del Paraguay.

Dejá tu comentario