Política

Pandemia no detiene la marcha del plan partidario de Marito y Cartes

En medio de la crisis que golpea a trabajadores y sectores sociales, el presidente y su antecesor siguen con su agenda política de buscar unidad y garantizar la permanencia de la ANR en el poder.

El presidente Mario Abdo Benítez y el líder de Honor Colorado, Horacio Cartes, están intensificando las negociaciones para la unificación del Partido Colorado mientras el país soporta la más fuerte crisis económica y social generada por la pandemia.

Mientras las cifras de desempleo siguen aumentando, solo el Ministerio de Trabajo registra 140.000 suspensiones de contrato laboral y el efecto multiplicador en la zona de la frontera, la agenda partidaria no se detiene y en plena crisis siguen las negociaciones para manejar los hilos de poder en el Congreso y encaminar un amplio acuerdo con miras a las futuras elecciones municipales y presidenciales.

De la serie de reuniones no públicas realizadas en Mburuvicha Róga y en el domicilio del ex presidente, se vislumbraron pactos para designación de ministro de la Corte, buscar cerrar números en la mesa directiva y seguir la hoja de ruta para unificar las bancadas en ambas cámaras.

La última reunión tuvo lugar la noche del lunes pero no se informó la agenda tratada, aunque tras ese encuentro se insistió con el juramento de Cartes como senador.

El cartismo sigue concentrando el mayor número de diputados con 26 bancas, mientras que el bloque de Añetete tiene 20 legisladores, pero en ocasiones fragmentado por las posiciones que asume el sector de Arnaldo Samaniego.

La idea de Cartes y Mario Abdo, dentro de las conversaciones que se dan en la Operación Cicatriz, es unificar las bancadas para fortalecer las chances del partido en los próximos comicios y dar mayor gobernabilidad al actual gobierno con la aprobación de los proyectos del Ejecutivo, entre ellos, la propuesta de un nuevo préstamo de USD 350 millones para la reactivación económica.

Mientras en el Senado el escenario se torna más complejo, el oficialismo está con posturas divididas ya que hubo enojo tras la designación de Óscar Salomón como presidente de la Cámara Alta, elección que salió del pacto previsto por ambos líderes.

Mientras Marito se acerca a Cartes, cada vez tiene más críticas su gestión, por lo que a nivel de la dirigencia de base tuvieron que movilizar a seccionaleros para que den su apoyo a la gestión de Abdo y reiterar el llamado a la unidad.

desafío electoral. El politólogo Camilo Filártiga analizó el escenario, señalando que las últimas reuniones entre Cartes y Abdo confirman el proceso de acercamiento que viene desde comienzos de este año que marcaba para el Partido Colorado el desafío electoral de las municipales para recuperar feudos claves como Asunción, Encarnación y Ciudad del Este, que hoy están en manos de la oposición.

Tras la explosión de la pandemia, se suma una segunda razón para consolidar el acuerdo con el cartismo en torno a la aprobación de préstamos internacionales como los USD 1.600 millones para financiar la ley de emergencia. “Son dos justificativos. Se baja el tono de la disputa interna con Cartes y plantea este acercamiento que forma parte de una agenda pragmática de tener el Congreso de su lado”, aseveró. Recordó que el 2019 cerró con dos hechos amenazantes para ambos actores políticos. Hace un año estallaba la crisis política con el acta de Itaipú que casi arrastró a Marito con un juicio político y fue salvado por el cartismo. Mientras que Cartes fue imputado por Brasil en medio de la investigación que involucra a su amigo Darío Messer.

140.000 suspensiones de contrato laboral por el efecto colateral de la pandemia, según el Ministerio de Trabajo.

6.000 personas quedaron afectadas por el desempleo en la zona de Ciudad del Este por el cierre de la frontera.

2 de cada 10 mipymes cerrarán, según encuesta de la Asociación de Emprendedores y la UIP Joven.

350 millones de dólares es la nueva deuda que pretende comprometer Mario Abdo dentro del plan de reactiva

Este acercamiento forma parte de una agenda pragmática de intentar tener el Congreso de su lado para endeudamiento. Camilo Filártiga, politólogo.


La gestión presidencial es cuestionada por los sectores sociales debido a la elevada deuda contraída (en esta pandemia). Mabel Villalba, politóloga.



Ejecutivo necesita del cartismo
La debilidad institucional de los tres poderes del Estado ha sido evidenciada con mayor claridad durante esta crisis sanitaria.
Para la politóloga Mabel Villalba, las políticas de contención social han resultado insuficientes para paliar la situación de carencia.
“Por tanto, si el presidente pretende contraer más deudas, como mínimo necesita contar con el apoyo de los integrantes de Honor Colorado, del ex presidente Horacio Cartes, y probablemente de otros sectores más”, reflexionó al tiempo de sostener que hoy ya no cuenta con apoyo de la oposición tras denuncias de corrupción.
Sostuvo que si el presidente de la República o referentes de su movimiento ya están analizando el panorama para las elecciones municipales futuras necesitan contar con el apoyo del cartismo.
“No hay que olvidar que en esta crisis los intendentes y autoridades municipales en general han cobrado más protagonismo en sus comunidades debido al aislamiento y las medidas locales que se adaptaban. Por tanto, ha habido un fortalecimiento de la figura municipal en muchos lugares”, aseveró.


Dejá tu comentario