Mundo

Ocho buscan la presidencia de Bolivia y Morales sería senador

 

Ocho candidatos se inscribieron el lunes último para disputar la presidencia de Bolivia en las nuevas elecciones generales de mayo, en las que el ex mandatario izquierdista Evo Morales competirá por una banca en el Senado.

“Se registraron ocho alianzas y organizaciones que están compitiendo” para los comicios generales del 3 de mayo, dijo el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, tras el cierre de las inscripciones.

Oficializó su candidatura presidencial Luis Arce, el delfín de Morales y ex ministro de Economía, quien encabeza los sondeos de intención de voto con 26% de las preferencias.

Morales encabeza la nómina de los ocho postulantes al Senado (cuatro titulares y cuatro suplentes) por la región sureña de Cochabamba en la lista de su Movimiento al Socialismo (MAS), según la nómina oficial publicada en el sitio web del TSE.

“Saludo a dirigentes del MAS y de movimientos sociales por el gran esfuerzo de seleccionar a las mejores mujeres y hombres para la próxima legislatura y a las hermanas y hermanos por la impresionante concentración para acompañar la inscripción de nuestro binomio” presidencial, escribió Morales en Twitter.

OTROS CANDIDATOS. También competirán por la presidencia la actual mandataria transitoria de derecha, Jeanine Áñez; el ex gobernante de centro Carlos Mesa (2003-2005); y el líder cívico de derecha de la rica región oriental de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien lideró las protestas que condujeron a la caída de Morales.

También van a los comicios el pastor evangélico de origen coreano Chi Hyun Chung, el ex presidente conservador Jorge Quiroga (2001-2002), el dirigente minero Feliciano Mamani y el general retirado derechista Ismael Schabib.

“Inicia una etapa decisiva del proceso electoral y la consolidación de la paz en Bolivia” con el inicio de la campaña, se congratuló Jean Arnault, enviado a Bolivia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

“Los ciudadanos y candidatos, independientemente de su afiliación política, deben poder ejercer sus derechos constitucionales y elegir y ser elegidos con plena libertad. La legitimidad del proceso electoral dependerá de ello”, agregó Arnault.

Los adversarios de Morales no fueron capaces de unirse en torno a un candidato único, y enfrentarán divididos al aspirante del MAS. La encuesta de la firma Mercados y Muestras coloca a Mesa y Camacho empatados en el segundo lugar con 17%. Les siguen Áñez con 12%, Chi con 6% y Quiroga con 3%.

Dejá tu comentario