País

Obras escolares por más de G. 1.000 millones están paradas en Lambaré

El intendente local dice que es inminente la rescisión del contrato con la firma adjudicada en dos instituciones educativas. Directoras piden celeridad y desde la empresa alegan discriminación.

Escombros, materiales de construcción; montañas de arena y piedras se observan en la escuela básica Ava Mba’e de Lambaré, donde una obra por G. 930 millones está suspendida por orden de la Municipalidad, que intenta rescindir contrato con la empresa privada adjudicada.

Se trata de la firma RNV Hierros SA, que ganó licitaciones para Ava Mba’e y para la escuela Cerro Corá, también con retrasos en las tareas.

El intendente municipal Armando Gómez asegura que la constructora incumple con los contratos y entregó materiales deficientes en la escuela Ava Mba’e.

Pero la dueña de la empresa, Nilda Méndez, afirma que es perseguida desde la administración municipal. “Me discriminan porque soy mujer, yo no he incurrido en ninguna falta, tengo obras con diferentes instituciones administradas por varios partidos políticos; tengo buenas referencias”, comenta.

Los más afectados son los cientos de escolares que asisten a los dos centros educativos, que ven cómo la promesa de una escuela reformada en su infraestructura se diluye una vez más.

Antecedentes. Una obra mal realizada durante la administración del ex intendente colorado Roberto Cárdenas, dejó la construcción de una sala con peligro de derrumbe. Esa misma aula, todo un bloque nuevo, el vallado y un baño sexado es lo que está pendiente hoy en el centro escolar.

“La verdad es que necesitamos de las obras para estar más descomprimidos. La comunidad está muy preocupada”, sostiene la directora de Ava Mba’e, Carina Fernández.

En el caso de la escuela Cerro Corá, RNV terminó parte de un pabellón, pero apenas llovió y se encontraron goteras, según confirman desde el establecimiento.

“Estamos en un proceso de lo más transparente posible, con un consejo de educación distrital que verifica todo, pero en este caso lastimosamente es la empresa la que no cumple”, apunta el intendente Gómez.

“Rechazamos los materiales que la empresa presentó en una oportunidad por deficientes, ahora el proceso de recisión del contrato es inminente”, remarca.

Respuesta. La propietaria de RNV, Nilda Méndez, refiere que no tiene una sola falta, que los materiales son de primera calidad y que se consiguen en el mercado local.

“Mi empresa hizo los trabajos de la escuela Braille en Asunción, también tengo refacciones en IPS, nunca tuve problemas”, reafirma.

Para la empresaria, todo se trata de una persecución hacia su persona de parte de la Municipalidad.

“No me proveyeron de los planos suficientes, me discriminan y persiguen por ser mujer”, sostiene.

Necesitamos las refacciones porque los alumnos dan clases en bibliotecas, ahora no tienen aulas. Ruth Vela, directora de Cerro Corá.

Dejá tu comentario