Economía

Noviembre cerró con inflación del 0,7% por suba de alimentos

 

Los precios de la canasta básica familiar experimentaron en noviembre de 2018 un incremento de 4% respecto al mismo mes del año pasado, y una suba de 0,7% desde octubre de 2018. Este resultado fue generado especialmente por el encarecimiento de los alimentos, según el último informe de Índice de Precios al Consumidor (IPC), elaborado por el Banco Central del Paraguay (BCP).

De esta manera, la inflación mensual anota el segundo nivel más alto del año, pues la única oportunidad en que se registró un índice mayor fue en enero, cuando llegó a 0,8%. La carne vacuna figura entre los productos con mayor suba, debido a la disminución del nivel de faenamiento, por las condiciones climáticas.

Miguel Mora, economista jefe de Estudios Económicos del BCP, considera que la reducción de los precios de combustibles y del pasaje del transporte público urbano ayudará a contrarrestar esta situación en diciembre, con lo cual esperan cerrar el año dentro de la proyección de 3,8% como índice de inflación.

“El único factor de riesgo que vemos es lo que ha sucedido con los rubros volátiles, un riesgo para el resultado final del año. La inflación subyacente (sin alimentos) fue 0,2% (mensual, respecto a octubre de 2018) y el resultado (la inflación total) fue 0,7%”, recalcó.

“Un 0,5% se explica solamente por los rubros volátiles y debido a que en el último mes y medio hubo un control de ingreso de estos productos; la semana pasada han habilitado nuevamente el ingreso de estos rubros y probablemente vayan convergiendo sus precios hacia niveles más normales”, agregó.

En cuanto a los efectos de la cotización local del dólar, los calificó como marginales en el mes pasado debido a la reversión en la tendencia a la suba que la divisa exhibió previamente. Estimó que los precios que se habían ajustado al alza pueden disminuir, siempre que el dólar no vuelva a apreciarse.

El dólar se cotizó este lunes a G. 5.922 para las operaciones de venta, con unos puntos por debajo de los G. 5.973 con que había cerrado la semana pasada.

Es habitual que el dólar se abarate en el primer semestre y suba en el segundo.

Dejá tu comentario