Economía

Nombramientos de “urgencia” en el CAH en plena emergencia

 

El presidente del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), César Cerini, nombró a dos personas en cargos de confianza de la institución, cuando ya regía la prohibición de realizar contrataciones en cualquiera de sus modalidades, con el objetivo de aminorar el gasto público en el marco de la emergencia sanitaria. Uno de los nombrados era asesor de la empresa familiar del propio titular del CAH.

Entre los nombramientos en cargos de confianza que dispone la Resolución 008 del 13 de abril pasado figura la incorporación de Antonio Cicinio Acosta Correa al CAH como director del Departamento de Contrataciones, al igual que Cinthia Natalia Ozorio Romero como directora del Departamento de Infraestructura, Redes y Comunicaciones.

Si bien el CAH cuenta con un consejo que debía aprobar estos nombramientos, el presidente César Cerini utilizó la potestad que le otorga la Carta Orgánica para resolver las designaciones de manera unilateral como “asuntos de carácter urgente”.

A ambos les corresponde un sueldo de G. 6.500.000, que con otros beneficios el ingreso supera los G. 10 millones.

Cerini argumentó que necesitaba personas idóneas y de confianza en cargos tan sensibles y que la resolución se emitió dos días antes de que se prohibieran las contrataciones, pero se refirió al Decreto 3536 que amplía y modifica el Decreto 3506, que ya contemplaba las restricciones para gastos corrientes.

Este último ordena en su artículo 8 “Suspender nuevas contrataciones de personal en todos los OEE, en todas las modalidades”.

Vinculación. Antonio Cicinio Acosta llegó a desempeñarse como asesor de la empresa Naipex, que pertenece a Juana Elizabeth Centurión, esposa de Cerini. “Son cargos sensibles, cargos de confianza, uno que esté al frente de la UOC tiene que tener conocimiento y tiene que ser de confianza, justamente ese es el problema”, insistió.

Acosta acompañó una de las licitaciones que ganó Naipex en el Ministerio de Educación y Ciencias, que en total le adjudicó por más de G. 7.000 millones para la provisión de insumos de kits escolares para 2019 y 2020. Otra firma adjudicada en otra licitación es el Farol, que está a nombre de Pedro Pablo Centurión, suegro de Cerini. En cuanto a Ozorio dijo que antes trabajó en un banco.

Embed

Dejá tu comentario