País

No hay reconciliación sin donación de la propia vida

 

Hoy meditamos el Evangelio según San Juan 10,22-30.

Extractando algunas frases que nos puedan ser útiles en esta época, el papa Francisco mencionó: “El obispo de Roma subraya que de hecho, la paz del Señor es diferente a la que da el mundo, con sus guerras y con sus múltiples tratados de paz rotos. La paz que viene del Señor es la que ‘hace de dos pueblos uno solo’; como afirma San Pablo en la carta a los Efesios, es la paz que aniquila la enemistad y que reconcilia con la sangre de su cruz.

El Papa afirma que esta Bienaventuranza es la más activa... Los que han aprendido el arte de la paz y lo practican saben que no hay reconciliación sin el don de la vida, y que hay que buscar la paz siempre y en cualquier caso. Siempre y en cualquier caso. ¡No olviden!

El verdadero shalom y el verdadero equilibrio interior -afirma finalmente el Pontífice-vienen de la paz de Cristo”.

San Josemaría Escrivá en una novena para enfermos, en la convicción que nos pudiera ayudar a superar los efectos de esta pandemia mencionó: ”La aceptación rendida de la voluntad de Dios trae necesariamente el gozo y la paz: La felicidad en la cruz. -Entonces se ve que el yugo de Cristo es suave y que su carga no es pesada. (Camino, Nº 758). Jesús sufre por cumplir la voluntad del Padre... Y tú, que quieres también cumplir la Santísima Voluntad de Dios, siguiendo los pasos del Maestro, ¿podrás quejarte si encuentras por compañero de camino al sufrimiento? (Camino, Nº 213).

¿Estás sufriendo una gran tribulación? -¿Tienes contradicciones? Di, muy despacio, como paladeándola, esta oración: “Hágase, cúmplase, sea alabada y eternamente ensalzada la justísima y amabilísima voluntad de Dios, sobre todas las cosas. -Amén. -Amén.” Yo te aseguro que alcanzarás la paz. (Camino, Nº 691)… Jesús, lo que tú “quieras”... yo lo amo. (Camino, Nº 773).

Dejá tu comentario