Mundo

Niegan que el despido de Sessions genere una crisis

 

La Casa Blanca negó ayer que EEUU haya entrado en una “crisis constitucional” tras el despido del fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, y dijo que el presidente Donald Trump no solicitó por ahora que el Departamento de Justicia limite la investigación sobre la trama rusa.

“Esta no es una crisis constitucional”, afirmó la consejera de Trump, Kellyanne Conway, en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

La oposición demócrata prometió investigar la salida de Sessions, quien renunció a su cargo el miércoles a petición de Trump después de meses de tensiones entre ambos; y un senador de ese partido, Joe Manchin, opinó que ese cambio sitúa al país al borde de una crisis constitucional.

Trump nunca perdonó a Sessions que se apartara de todo lo relacionado con la investigación de la trama rusa que dirige el fiscal especial Robert Mueller, debido a sus contactos con Moscú.

El mandatario nombró como sustituto temporal de Sessions al que era su jefe de gabinete, Matthew Whitaker, y le concedió la autoridad para supervisar las pesquisas del fiscal especial, arrebatándosela al vicefiscal general de EEUU, Rod Rosenstein, quien tenía esa responsabilidad desde hace un año y medio. EFE

Dejá tu comentario