País

Negocios de Mercado 4 no interesan a empresas aseguradoras del país

Debido a diversos factores, la zona del populoso centro comercial es considerada de alto riesgo. El desorden y las instalaciones eléctricas son algunos de los motivos que generan el rechazo.

Seguro que no. En la calle Padre Lévera, una de las paralelas de la Feria Aragón, entre los rayos del sol se ve el humo que no termina de irse, como consecuencia del incendio del lunes pasado.

Tampoco se ha disipado la incertidumbre de los comerciantes que, en una de las entradas, aguardan las respuestas ante el nebuloso futuro. Sobre todo teniendo en cuenta que deben ver cómo reponer lo que perdieron con las llamas.

Es altísimamente probable que ninguno tenga su patrimonio asegurado por una póliza. Esto no se trata de una mera suposición. Las compañías aseguradoras no ven a los comercios del Mercado 4 como posibles clientes.

La elección del cliente para acceder a un póliza contra riesgos es una política de cada aseguradora, señala Antonio Vaccaro, presidente de la Asociación Paraguaya de Compañías de Seguros.

“Pero sí es verdad que por una exposición de riesgo considerable, la zona no es muy apetecible para realizar negocios. Sobre todo negocios de incendio”, confirma Vaccaro sobre los posibles clientes en el Mercado 4.

Requisitos. Como causa, mencionó principalmente la dificultad que presenta la zona cuando se desata un incendio. “La exposición de riesgo es muy alta”, recalcó.

Aclaró que no existe ningún tipo de prohibición desde el cuadro normativo de estas empresas. Solamente se trata de una política de negocios de las firmas en cuanto a la evaluación de riesgos.

Son varios los requisitos que deben reunir los locales para acceder a una cobertura. Entre los fundamentales se encuentran los que tienen que ver con la instalación eléctrica. También los equipamientos para la prevención de incendios. Otro, que es gravitante en el caso del mercado, la ubicación de los negocios.

El referente de las aseguradoras señaló que un cliente como Feria Aragón representa un riesgo altísimo. Sobre todo por las condiciones en que estaba.

Dar una póliza a un local de esas dimensiones incluso obliga a cotizarlo a nivel internacional, mencionó. En el país existen aseguradoras que pueden llegar a cubrir riesgos entre 20 a 30 millones de dólares, contó.

Bonus. Vaccaro mencionó también que todos los bienes del cliente que solicita la póliza deben contar con documentos que los respalden. Más aún si se trata de uno de grandes dimensiones.

“Es necesario que todo esté dentro de la legalidad. No se puede asegurar nada que tenga una connotación ilegal. Todo lo que nosotros aseguramos debe estar en condiciones legales”, puntualizó.

El lunes en la noche, un cortocircuito en uno de los locales de Feria Aragón dio inicio al incendio.

El siniestro tuvo su punto de inicio alrededor de las 22:30. Las llamas se extendieron rápidamente, devorando todo el interior del local de 6.000 metros cuadrados.

Fueron afectados alrededor de 170 permisionarios, quienes perdieron todos sus bienes y su sustento diario.

El nuevo incendio puso de nuevo en el debate la fragilidad y el riesgo histórico de la zona comercial.

También generó un fuego cruzado entre la Municipalidad de Asunción y la ANDE, por la aplicación del protocolo para estos casos. Varios comerciantes cuestionaron la informalidad diaria y la falta de orden en el Mercado 4.

30 millones de dólares e incluso más puede llegar a ser el monto que cubre una compañía aseguradora en el país.

12 son los funcionarios capacitados en el área de prevención de incendios de la Municipalidad de Asunción.

“Estamos en las manos de Dios”

Lourdes Gamarra, vicepresidenta de la Asociación de Comerciantes del Mercado 4, también confirma que ninguna aseguradora quiere tomarlos como clientes. Ello debido al riesgo. “¿Cómo vamos a asegurar si acá no pueden entrar los camiones, no tenemos hidrantes, muchas veces no tenemos agua, los cables todos sueltos”, reclamó. Ante la imposibilidad de tener cubierto su patrimonio, la representante de los comerciantes da una respuesta tajante. “Estamos totalmente en las manos de Dios, no hay de otra. Muchas veces hasta nuestras propiedades no podemos vender si queremos. No tenemos inquilinos”, recalcó. Gamarra tiró la responsabilidad de esta situación a la Municipalidad de Asunción, por su falta de gestión.

Dejá tu comentario