Política

Negociaciones políticas calientan agenda en medio de la pandemia

En medio de la crisis por el coronavirus y las sospechas de casos de corrupción, el presidente Mario Abdo Benítez debe conciliar las conversaciones con los legisladores en temas claves.

La terna para integrar un cupo en la Corte Suprema de Justicia, las conversaciones para renovar la mesa directiva de ambas cámaras del Congreso que se renueva en junio, el corte salarial en las Binacionales y la decisión política de salvar a su ministro de Educación, Eduardo Petta, del voto de censura tras la interpelación, están en la ronda de negociaciones que debe llevar el Ejecutivo.

La bancada de Colorado Añetete no tiene postura granítica y los liderazgos están divididos ante la falta de una postura del presidente para bajar línea. Cada integrante de este bloque oficialista juega por su parte en busca de mayorías con otros sectores.

Esta semana se define la suerte de su ministro Petta bombardeado por la falta de apoyo político en su gestión al frente de Educación. No goza del apoyo de sus aliados de Añetete y solo le salva la bendición incondicional del presidente de la República. Mario Abdo intentará dar una mano a su fiel aliado pero depende de las negociaciones que están en puerta y que mueve intereses de varios sectores.

La terna para ocupar la vacancia que dejó Miryan Peña en la máxima instancia judicial se definiría este martes en sesión extraordinaria del Senado. La pulseada está entre Delio Vera Navarro, Gustavo Santander y César Diesel. Las mayores posibilidades de contar con los votos se centran en estos dos últimos pero dependerá de acuerdos que se puedan construir mirando otros intereses.

Mesa directiva. La renovación de la composición de las mesas directivas de Diputados y Senadores está calentando los motores. Se debe hacer antes del 1 de julio. El sector liberal llanista apuesta por mantener a Blas Llano al frente del Congreso y juega como estrategia la buena relación que mantuvo con Mario Abdo en los últimos meses. Sin embargo, aparecen otros interesados en la conducción legislativa como es el caso de Sergio Godoy, del ala cartista, pero que debe primero cerrar el apoyo de todos sus compañeros de bancada. La oposición está iniciando conversaciones para sumar filas pero la división en la bancada del PLRA no ayuda a cerrar los números y debilita las negociaciones.

En tanto en Diputados hay una tesis de que los cartistas apuestan mantener a Pedro Alliana como presidente a cambio de sumar los votos en Senado podría ser a Llano. Mientras que Arnaldo Samaniego juega a cerrar las negociaciones para posicionarse políticamente pese a que en los últimos días su sector quedo golpeado tras la revelación de un supuesto esquema de negociado con medicamentos y el cargamento chino vinculado a las firmas del clan Ferreira.

Binacionales. Finalmente otro punto de negociación es la definición que harán con los gastos sociales y el recorte salarial de los funcionarios de Itaipú y Yacyretá. La posición política se debe definir a instancias de Diputados. Hay mayoría que se inclina por aceptar que los gastos sociales sean incluidos en el Presupuesto General de la Nación. Sin embargo, la resistencia se da con el debate se los sueldos por debajo de lo que gana el presidente. En la Cámara Baja están consultando a juristas y expertos constitucionales porque algunos consideran que esta decisión no se puede dar sin tener el acuerdo de las altas partes con la venia de los presidentes de Argentina, Brasil y Paraguay.

Dejá tu comentario