Interior

Ñeembucú siente un sismo de 3,2 con epicentro en territorio argentino

En Mayor Martínez el temblor fue más fuerte. El susto también fue para vecinos de General Díaz. En Pilar se movieron cristaleros. En el 2009 ciertas zonas del departamento ya sintieron sacudidas de la tierra.

Juan José Brull

PILAR

La tranquila madrugada del domingo sorpresivamente fue alterada en gran parte de Ñeembucú, por una situación que los pobladores en ese instante no pudieron dimensionar de qué se trataba. Lo concreto es que la tierra se movió por segundos, causando el susto generalizado de la población. Se presentó con un ruido semejante al de un trueno que hizo vibrar las ventanas y elementos colgantes

El temblor se sintió en gran parte de Ñeembucú, que según datos fueron una consecuencia de un sismo leve de 3,2 de la escala Ritcher, ocurrido en la provincia de Formosa, Argentina.

La pobladora Sheyla Ríos refiere que fueron segundos, con un relámpago, se escuchó una explosión y se movió la tierra. Agregó que el susto fue grande. Otros pobladores vieron algunos objetos moverse por breves segundos.

La vecina mencionó: "Sentí el ruido de las puertas y como que me iba a caer de la cama, me asusté y eran las 3.00 de la mañana".

Todo ocurrió en segundos. Voceros de la Policía Nacional indicaron que no se observaron daños en las casas, ni personas afectadas.

Una situación similar se registró el 21 de junio de 2009. En aquella oportunidad también escucharon una fuerte explosión y luego el temblor en el interior de las viviendas. Ese extraño suceso duró pocos segundos y no causó ningún daño material.

El Departamento de Sismología de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) informó que aquel evento duró cuatro segundos. Señalaron que el temblor fue de baja intensidad.

CERCA DEL RÍO BERMEJO. Rafael Fugarazzo, director del Laboratorio de Sismología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (Facen) de la UNA, confirmó que se trató de un sismo de 3,2 en la escala de Ritcher y que tuvo su epicentro cerca del río Bermejo, en la provincia argentina de Formosa, que se encuentra a unos 23 km de Pilar.

Indicó que recibió datos de Ñeembucú que señalan que en el distrito de Mayor Martínez es donde más fuerte se sintió esa escala de 3,2 del sismo. También el susto fue mayor para moradores del distrito de General Díaz.

En medios de comunicación de la zona, moradores refirieron que sintieron como una explosión que hizo temblar casas en zonas de Mayor Martínez, como la compañía Kurusu Kuatia, y en General Díaz.

En el microcentro de la ciudad de Pilar, el efecto fue menor y sintieron un temblor que hizo mover cristaleros.

SIN AGUA. En la ciudad de General Díaz vivieron una situación considerada extraña por los vecinos.

Después del sismo, se averiaron el motor de empuje que alza el agua al tanque de agua potable y el tablero del sistema de bombeo.

No se tienen registros de daños de consideración en la comunidad, todo fue solo un gran susto, refieren.

Llamativamente, desde la hora del temblor, la comunidad de General Díaz quedó sin el suministro de agua, que está a cargo de la Junta de Saneamiento. Algunos moradores asociaron al temblor la avería del sistema.

El director de Sismología de la UNA indicó que el 27 de febrero de este año se tuvo un registro sísmico de 2,8 en San Ignacio, Misiones, que también alarmó a los pobladores.

Precisó que Paraguay está en una zona de baja a moderada intensidad sísmica, y que se sienta en mayor o menor medida el temblor depende de la geología del suelo.

Dejá tu comentario