Mundo

Muerte de joven negro en Atlanta reaviva protestas

 

Miles de personas volvieron a protestas en varias ciudades de Estados Unidos en contra el racismo y para exigir Justicia por la muerte del joven negro Rayshard Brooks a manos de un policía blanco en Atlanta, el viernes en un nuevo caso que vuelve a encender la ira de los manifestantes.

Atlanta se convirtió este fin de semana en un nuevo foco de las protestas contra la brutalidad policial y el racismo que sacuden EEUU desde hace veinte días, a raíz del caso de Brooks, de 27 años, que murió la noche del viernes por disparos de un policía tras resistirse a ser detenido por conducir ebrio.

El hecho se produce cuando EEUU enfrenta un juicio histórico sobre el racismo sistémico, con disturbios masivos provocados por la muerte el 25 de mayo del afroestadounidense George Floyd víctima de la brutalidad policial mientras era detenido.

Las protestas que se extendieron primero por todo el país y luego por el mundo pusieron sobre la mesa los legados de la esclavitud, el colonialismo y la violencia blanca contra la comunidad negra y otras minorías, así como la brutalidad de la policía en Estados Unidos.

INFORME. Según un informe oficial, Brooks había estado durmiendo en su automóvil afuera de un restaurante de la cadena Wendy’s, y los empleados llamaron a la policía para quejarse de que estaba bloqueando a clientes.

Brooks estaba alcoholizado y se resistió cuando dos policías blancos intentaron arrestarlo, señaló la Oficina de Investigación de Georgia (GBI).

El hombre tenía cuatro hijos y había celebrado el cumpleaños de su hija.

Es el 48º caso de tiroteo con policías implicados que investiga el GBI desde comienzos de año. En 15 de esos tiroteos, hubo muertos.

Miles de personas se congregaron ayer en el centro de Washington para rezar contra el racismo y la brutalidad policial, en una marcha religiosa que demostró la diversidad y amplitud del movimiento espoleado por el homicidio de Floyd y el último caso de Brooks.

Las manifestaciones también se produjeron en las calles de Nueva York donde de miles de personas protestaron contra la brutalidad policiaca y para pedir cambios en ese departamento, que ya en este estado han comenzado a ocurrir, con la firma de varias leyes que buscan transparencia y rendición de cuentas. En Europa, las manifestaciones contra el racismo continuaron en Berlín, Alemania, con la formación de una cadena humana con el debido distanciamiento social en razón de la pandemia de Covid-19.


Pandemia
EEUU alcanzó ayer la cifra de 115.706 muertos y 2.091.348 casos confirmados del Covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. Este balance incluye 436 nuevos decesos y 22.141 contagios más que los registrados hacia la misma hora del sábado. El estado de Nueva York se mantiene como la zona de EEUU más castigada desde el inicio de la pandemia, con 383.324 casos confirmados y 30.825 fallecidos.

Dejá tu comentario