Arte y Espectáculos

Morricone se convierte en leyenda y deja un enorme legado musical

 

El célebre compositor italiano Ennio Morricone, autor de bandas sonoras de películas mundialmente conocidas y ganador de dos Oscar, falleció en Roma este lunes a los 91 años.

Morricone estaba hospitalizado en una clínica de Roma tras haber sufrido una caída en la que se fracturó el fémur.

El Maestro, como solía ser llamado en Italia, falleció “el 6 de julio reconfortado por la fe”, precisó en un comunicado el abogado y amigo de la familia Giorgio Assuma.

Se mantuvo “totalmente lúcido y con una gran dignidad hasta el último momento”, agregó en un comunicado.

El prolífico músico compuso unas 500 bandas sonoras, entre ellas melodías únicas, como el silbido de El bueno, el malo y el feo (1966) o el magnífico solo de oboe de La misión (1986). Tiene el mérito de ser autor de melodías que millones de personas, cinéfilas o no, conocen o saben tararear.

En 2016 recibió su primer Oscar, por Los odiosos ocho o Los ocho más odiados, de Quentin Tarantino. En 2007 obtuvo un Oscar honorífico por su elogiada carrera musical. Hace tan solo unos días fue galardonado, junto al compositor John Williams, con el premio Princesa de Asturias de las Artes en España.

PESAR. La muerte de uno de los compositores más amados de la historia del cine provocó numerosas reacciones en todo el mundo. “Nos acordaremos siempre y con un reconocimiento infinito del genio artístico del maestro Ennio Morricone. Nos hizo soñar, nos ha emocionado y hecho pensar, escribiendo notas inolvidables que quedarán para siempre en la historia de la música y del cine”, publicó en Twitter el jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte.

“Era un maestro, sentía por él amistad y admiración. Era un músico extraordinario no solo por la banda sonora de filmes, sino también por sus composiciones clásicas”, comentó en un comunicado el director de orquesta italiano Riccardo Muti pocas horas después de conocer la noticia. “Me hará mucha falta como persona y como artista”, reconoció sobre el autor de más de 500 bandas sonoras, algunas, como Cinema Paradiso, consideradas auténticas obras maestras.

Morricone nació el 10 de diciembre de 1928 en Roma y comenzó a componer a los seis años. A los diez, se inscribió en un curso de trompeta de la prestigiosa Academia nacional Santa Cecilia de Roma. También estudia composición, orquesta y órgano. En 1961, a los 33 años, se estrena en el cine con la música de Misión ultrasecreta, de Luciano Salce. AFP


Il Maestro Ennio Morricone deja como legado cientos de bandas sonoras que le consagran para siempre como uno de los artistas más importantes de la historia del cine.

La Misión, un ícono
El compositor Ennio Morricone deja composiciones inolvidables como la banda sonora de La Misión (The Mission, 1986) y de Los intocables (The Untouchables, 1987). La Misión hace referencia a las Reducciones Jesuíticas del Paraguay, con Robert de Niro, que actualmente sigue siendo presentada por renombradas orquestas internacionales y de Paraguay. En sus más de seis décadas de carrera trabajó para directores de la talla de Pier Paolo Pasolini, Lina Wertmuller, Roman Polanski, el español Pedro Almodóvar y Quentin Tarantino.

Dejá tu comentario