Economía

Molienda de la soja registra su peor caída desde el 2011

 

La industrialización de la soja registró su peor cifra correspondiente a enero en los últimos nueve años con 34.320 toneladas de la oleaginosa destinadas a las industrias. Las plantas a su vez utilizaron solo el 10% de su capacidad para dar valor agregado a la materia prima, lo que representa una caída histórica.

El 2020 sigue arrastrando la baja producción de la pasada campaña agrícola, ya que debido a la poca disponibilidad de soja, su procesamiento también es reducido. Desde el 2011 no se había registrado un impacto tan negativo en su industrialización, advierte la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro).

Otro factor que influyó en este comportamiento es el atraso de la recolección de granos en los campos, donde atípicamente los trabajos se extenderán hasta marzo. “Este inicio tardío de la cosecha y por ende del procesamiento podría marcar la situación para lo que queda del año, considerando que con esto la molienda inicia con una variación negativa de más de 120.000 toneladas en comparación al promedio de los últimos 3 años”, advirtió el gremio en su último informe.

Las consecuencias además se evidenciaron en la utilización de solo el 10% de capacidad de las fábricas, que representa la peor caída desde que se tiene registro. Mientras que el país puede procesar 400.000 toneladas, en enero solo se consiguió transformar poco más de 34.000 toneladas en aceite, harina y cascarilla.

Producción. A raíz de las sequías el rendimiento total de los cultivos de soja solo alcanzaron las 8,7 millones de toneladas, mientras que la presente campaña agrícola promete superar las 10 millones de toneladas.

Sin embargo la Cappro pide mayor atención a las industrias. “Gran parte de las mencionadas expectativas están puestas nuevamente en que crezca el volumen exportado de soja en estado natural, en vez de dar prioridad al procesamiento de las materias primas agrícolas que producimos en las agroindustrias ya instaladas a la par que se busca la instalación de nuevas fábricas”, agregó la Cappro.


Hallazgos de roya en los cultivos
En los monitoreos de los cultivos, el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas no detectó la presencia de roya en los Departamentos de Alto Paraná y San Pedro, mientras que en varias parcelas del nordeste de Itapúa, se encontraron síntomas de la enfermedad.
En el último departamento se concentra el 20% de los cultivos con casi 700.000 hectáreas de siembra, es el segundo productor después de la región altoparanaense.
A partir de los hallazgos, el servicio estatal intensificará los controles en esas zonas, en tanto que a nivel nacional se detectó una baja incidencia de la roya y otros ataques habituales que recibió la soja con mayor presencia en años anteriores.
Desde el aspecto sanitario, el Senave también augura una buena producción de la oleaginosa en la presente campaña agrícola.

Dejá tu comentario