Mundo

Mercado recibe con cautela medidas del ministro Massa

 

Los mercados recibieron ayer sin entusiasmo los objetivos planteados por el nuevo ministro de Economía argentino, Sergio Massa, a la espera de ver cómo se implementan las medidas anunciadas por quien cumple su primer día en el cargo en un contexto de crisis financiera que transita el país, producto de sus desequilibrios macroeconómicos.

El índice de riesgo país de Argentina subía 0,1%, a 2.397 puntos básicos, luego de que ya cediera posiciones tras el anuncio del nuevo ministro, en tanto el índice S&P Merval de las acciones de empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cedía 0,64%. “No hay un rebote. Está todo tranquilo pero estable. No se ve ningún entusiasmo”, dijo el presidente de Patente de Valores, Santiago López Alfaro.

La cotización del dólar estadounidense en el mercado negro de Argentina –el llamado dólar blue–, bajaba 7 pesos, a 291 pesos por dólar y los llamados dólares financieros caían hasta 1%, mientras el tipo de cambio mayorista en la plaza formal avanzaba 28 centavos, a 132,70 por unidad. “El mercado le va a dar un tiempo”, previó López Alfaro, respecto de las medidas anunciadas el miércoles por Massa. “Lo va a recibir bien hasta ir viendo cómo se van desarrollando las medidas”, agregó.

Massa –de 50 años y abogado de profesión, que lidera el Frente Renovador, la tercera fuerza con mayor peso dentro del oficialista Frente de Todos– juró como ministro el miércoles en un acto multitudinario con el que intentó mostrar que cuenta con apoyo político, un aval del que carecían sus dos antecesores, que recibieron los embates del ala kirchnerista del oficialismo, comandada por la vicepresidenta, Cristina Fernández.

“Fue un discurso político de un político, con objetivos a cumplir, que es lo que el mercado estaba esperando”, dijo López Alfaro, pero indicó: “Todavía no sabemos bien las medidas más puntuales”.

LO QUE FALTA. Massa buscó mostrar cierta moderación fiscal y monetaria en su primera rueda de prensa para anclar expectativas, al ratificar la meta establecida en el acuerdo firmado en marzo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de reducir el déficit primario al 2,5% del PIB este año. Sin embargo, el nuevo ministro no explicó como va a lograrlo más allá de indicar que se reducirán los subsidios a la energía y se ordenarán los programas sociales, a la vez que anunció un nuevo bono para jubilados que iría en sentido contrario.

Dejá tu comentario