20 jul. 2024

Marset se paseó a gusto por varios países con pasaporte paraguayo

Es lo que se desprende de transiciones de llamadas de la investigación. En Dubái no pudo sortear el control y quedó detenido. El uruguayo también consiguió cédula paraguaya para toda su familia.

Las transiciones de llamadas que forman parte del informe de la Unidad de Investigación Sensitiva (SIU), previos la Operación A Ultranza Paraguay, revelan que Sebastián Marset viajó tranquilamente por varios países del mundo utilizando el pasaporte paraguayo con el que fue detenido el 10 de setiembre del 2021 en Dubái, Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El mismo Marset confiesa que, en aquella ocasión, fue demorado tras haber tenido un discusión con un funcionario de Migraciones de Dubái y que ahí se detectó la irregularidad en su documento.

El 30 de setiembre del 2021, durante una llamada que le realiza Marset a su socio Miguel Insfrán, mientras estaba recluido en Dubái, el uruguayo asegura que las autoridades de Relaciones Exteriores lo tendrían que ayudar y habla sobre sus viajes previos usando el mismo pasaporte.

“Yo soy paraguayo”, dijo. “Yo también tengo una sociedad que es Woko (firma del rubro gastronómico en sociedad con José Estigarribia), también tengo una empresa, estoy casado, mi fecha de nacimiento es mi fecha de nacimiento, mi pasaporte dice que nací en Uruguay y para mí era mi pasaporte, yo fui a Punta Cana, fui a Turquía, vine tres veces acá (Dubái)”, dijo Marset.

Reportes de migraciones confirman uno de los viajes previos de Marset a Dubái antes de su detención. El informe indica que del 17 al 21 de abril del 2021, el entonces investigado Sebastián Marset junto con los integrantes de su clan Alberto Koube, María Colmán, José Estigarribia y Federico Santoro, viajaron juntos a Dubái.

NO USÓ. Por otra parte, la titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Ángeles Arriola, afirmó que Marset no usó el pasaporte falso para salir del país.

Sostuvo que ese pasaporte que utilizó en Dubái donde fue detenido era falso. “Creo que presentó y allá se quedaron con ese pasaporte. A mí solo me avisaron del caso. Nosotros no tenemos nada que ver con la emisión de pasaportes”, subrayó.

Insistió en que el documento evidentemente era falso en todos los aspectos. “Él salió con sus documentos del país, pero con este pasaporte no”, recalcó.

Agregó que el último movimiento que tiene de esta persona es de junio del año pasado, pero con su documento uruguayo. Estimó que posiblemente se le habrá vencido el pasaporte de su país.

“En el caso de nosotros, los paraguayos, podemos dar un pasaporte provisorio en ciertos casos. Por ejemplo, lo hicimos con el chico al cual el rey de Tailandia le perdonó la vida”, subrayó.

La directora de Migraciones refirió que ellos solamente se enteraron de la captura de Marset en setiembre del año pasado y recibieron la comunicación.

RATIFICA. Por su parte, el ex embajador paraguayo ante Qatar, Ángel Ramón Barchini, ratificó ayer a través de su cuenta de Twitter y tal como manifestó a ÚH, que Marset buscó que lo ayuden cuando fue detenido en Dubái el año pasado, pero no se la dio.

“Leí en prensa la noticia de que el uruguayo Sebastián Marset buscó ayuda del entonces embajador paraguayo en Qatar, es decir, la mía, tras su detención en Dubái el año pasado. Efectivamente, buscó asistencia y por supuesto que no se la di, porque no corresponde”, comentó.

Dijo que no intercedió porque “una embajada de Paraguay solo brinda asistencia a paraguayos (según las normas internacionales) y no a extranjeros”.

Toda la familia con cédula paraguaya

Un informe del Comando Tripartito que investigó al clan del supuesto narco uruguayo Sebastián Marset, revela que hasta se habría casado con una paraguaya para obtener cédula de identidad de nuestro país. También consiguieron los documentos su mujer, dos hijos, un cuñado y su hermano de nacionalidad uruguaya.

Llama la atención la facilidad con la que lograron las identificaciones paraguayas, teniendo en cuenta que este trámite es complicado hasta para los propios connacionales a la hora de recurrir al Departamento de Identificaciones para renovar o confeccionar por primera vez la cédula.

Los datos de la pesquisa del Comando Tripartito señalan que Marset, nacido en el Uruguay, posee cédula de identidad paraguaya N° 8.754.586, expedida el 24 de febrero de 2021.

Con relación a este punto, menciona a Sonia Concepción Delvalle Coronel, con cédula N° 2.173.973, de 45 años de edad, y quien, según el sistema informático de la Policía Nacional, sería la esposa de Sebastián Marset.

Los investigadores presumen que habría contraído matrimonio para obtener el documento con mayor celeridad.

Con la única que se lo vio a Marset y con la cual sigue estando en pareja es Gianina García Troche, uruguaya. Esta tiene cédula paraguaya N° 8.695.910. Sus dos hijos menores tienen números de cédula de identidad paraguaya 8.695.908 y 8.695.910. Lo llamativo es que los documentos fueron expedidos en agosto del 2020, o sea, antes de que le expidieran a Sebastián. También obtuvieron cédula Mauro García Troche, hermano de Gianina, y Diego Marset, hermano de Sebastián.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.