25 feb. 2024

Marset: “Por mi voluntad no me voy a someter a Justicia de Paraguay”

En la segunda parte de la entrevista en la clandestinidad, el prófugo uruguayo reconoce ser narcotraficante. Ironiza, no brinda datos y asegura que no se va a entregar a la Justicia.

El narcotraficante Sebastián Marset aseguró que no se entregará voluntariamente a la Justicia paraguaya, motivo por el cual accedió a hablar con una periodista. No brindó mayores detalles, se burló de las autoridades y hasta condicionó la entrevista al medio uruguayo.

Al cierre de la nota, lanzó una advertencia afirmando que el próximo año sabrán si “soy ángel o demonio”.

“Someterme a la Justicia de Paraguay por mi voluntad no lo voy a hacer”, expresó el uruguayo.

La entrevista estuvo marcada por las condiciones que puso Marset, quien hasta determinó cómo musicalizar el programa. Pidió a los periodistas mostrar una parte de un tema de Marc Anthony que le dedicó a su esposa Gianina.

Habló de su lado personal, detallando que sus hijos también viven en la clandestinidad, recibiendo educación de una persona particular, sin ir a la escuela. La periodista Patricia Martín comentó que los niños saben que su padre tiene un problema con la policía.

El prófugo siguió comunicándose por mensajes con los trabajadores del canal, según señalaron los conductores del programa, mandando textos y videos.

El paradero de Marset se desconoce. La periodista comentó que para llegar a él tomó más de un vuelo, uno de ellos de Asunción a Ciudad del Este.

En un video que mandó horas antes del programa, Marset dijo que no va a entregarse a la Justicia y que no se siente acorralado. Manifestó que el operativo A Ultranza Py es “una payasada”. Afirmó que no confía en las condiciones en Paraguay y que “la mafia de la política es la peor, la más traicionera”.

El narcotraficante negó que se haya dedicado al fútbol para lavar dinero, sino solo por ser amante de ese deporte. Fue jugador del Deportivo Capiatá, donde se vinculó con el senador Erico Galeano.

También pasó por un club boliviano donde pagaba a jugadores y al entrenador. “Nunca estuve metido en un equipo de fútbol por lavar dinero sino por pasión al fútbol”, expresó.

Marset hizo énfasis en que no se arrepiente de nada y nunca quiso ser famoso, pero los policías y políticos le dieron fama.

Se mostró familiero, amante de su esposa e hijos, además de ser muy creyente. Dijo que sueña con casarse y que siempre hace donaciones anónimas. “Primero que nada dejar claro que nunca voy a entregarme, eso no está en negociación, nunca estuvo, solo hablé de mi hermano, mi mujer y mi cuñado, tampoco era negociación, pedí que sean justos, pero parece que la política en todos los países hace lo que quiere y están bastante en complot contra mí, la mafia de la política no es justa, búsquenme nomás, yo no voy a entregarme nunca, tampoco me siento acorralado como dicen, me río nada más, si nadie quiere decir la verdad, que esa operación A Ultranza es una payasada, le piden 22 años y medio a mi mujer, están mal de la cabeza”, dijo.

Más contenido de esta sección
Acción equivocada. La destitución de Kattya, por parte del Senado, fue “un tiro en el pie”.

Alimentación escolar. Está de acuerdo con proyecto porque municipios “dilapidan” recursos.

Peña. Cartes es su mentor, pero él es el presidente. Necesita ser más firme.

Mesa directiva. Aún hay mucha tela por cortar y espera que alguna vez una mujer dirija el Congreso.
Luego de mucho tiempo, el ex senador vuelve a aparecer en la escena política tras los últimos escándalos. Beto Ovelar confesó que Galaverna apoyó la destitución de Kattya González.