Política

Marito y Evo firman acuerdos en el aniversario de la Paz del Chaco

 

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y su homólogo de Bolivia, Evo Morales, celebraron ayer varios acuerdos de cooperación e integración, durante el acto de recordación de la firma del Tratado de la Paz del Chaco, realizado en la capital boliviana.

Ambos jefes de Estado se reunieron acompañados de sus respectivos ministros para una agenda bilateral, que arrancó con la ceremonia de cese de las hostilidades.

En total, de la reunión salieron 16 acuerdos gubernamentales y otros seis entre el sector privado, en campos desde el agropecuario, las telecomunicaciones por satélite y la defensa del control migratorio, la lucha contra la trata de personas, la integración fronteriza y, por supuesto, el comercio.

La idea es “renovar el espíritu regional”, de modo que “materialice intereses comunes” a través de estos grupos, afirmó el mandatario paraguayo durante su discurso.

Abdo Benítez calificó el encuentro como “un punto de inflexión” en las relaciones de ambas naciones y propuso “la creación de una comisión binacional de comercio, inversiones y relaciones económicas”.

“Esta reunión nos otorga además el entorno adecuado para destacar el excelente momento de las relaciones bilaterales y el carácter altamente positivo de la amplia, diversa e histórica agenda bilateral. Estamos convencidos de que el bienestar de nuestras naciones es posible únicamente a partir del fortalecimiento de las instituciones, que representan la base estructural del desarrollo integral, al favorecer el crecimiento económico y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”, sostuvo el mandatario.

Abdo Benítez ponderó el ejemplo que muestran Bolivia y Paraguay en términos de crecimiento económico sostenible, a pesar de los vaivenes de la economía internacional.

Asimismo, resaltó la permanente vocación integracionista de Paraguay y Bolivia, y señaló que “la adopción de un plan de acción que incorpora cinco ejes estratégicos a la agenda bilateral es un reflejo de la voluntad recíproca de nuestros gobiernos de dar un seguimiento permanente al avance de los proyectos que tenemos en cartera”.

INTEGRADOS. Por su parte, Evo Morales insistió en estar “integrados” dejando atrás aquella guerra que durante décadas lastró las relaciones entre Bolivia y Paraguay.

Morales agradeció la presencia de una delegación de 45 empresarios paraguayos, a quienes recordó el interés de su país en asesorarse en algo en lo que acumulan larga experiencia sus vecinos, la exportación de carne de vacuno. “Ambos nos necesitamos, ambos nos complementamos”, agregó. “Tenemos que compartir lo poco que tenemos, ayudarnos, no abandonarnos”, manifestó.

Dejá tu comentario