Política

Marito utiliza el Palacio como una seccional para la unidad de la ANR

Teniendo temas más urgentes por resolver, el presidente se da el lujo de recibir en plena mañana a seccionaleros, muchos de ellos funcionarios públicos, quienes abogaron por el consenso.

Las viejas prácticas coloradas parecen no acabar. Ayer el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, mantuvo una extensa reunión cerca del mediodía con varios seccionaleros, integrantes del Consejo Nacional de Presidentes de Seccionales, a quienes recibió en pleno Palacio de Gobierno.

Los dirigentes, muchos de ellos funcionarios públicos, abandonaron sus lugares de trabajo y acudieron desde tempranas horas al recinto palaciego acompañados de José Alberto Alderete, ex titular de Itaipú y quien actualmente se encuentra haciendo el papel de enlace entre los dos movimientos internos de la ANR con el fin de lograr la tan mentada unidad.

Los colorados fueron recibidos en la Casa de Gobierno por el secretario privado de la Presidencia, Mauricio Espínola, quien en su rol más de operador que de funcionario del Estado inmediatamente los hizo pasar a una sala contigua a la oficina del jefe de Estado, quien dejó de lado los dramas nacionales para dedicarse a temas partidarios.

Una vez en el lugar, mantuvieron la reunión y los seccionaleros entregaron un manifiesto al titular del Poder Ejecutivo.

Con este hecho, Abdo sigue emulando a los anteriores presidentes de la República colorados, quienes también disponían de la casa presidencial para reunirse con sus dirigentes de base. En el caso de Horacio Cartes, utilizaba también en reiteradas oportunidades la residencia presidencial de Mburuvicha Róga como PC partidario.

REITERATIVO. No obstante, no es la primera vez que el presidente de la República utiliza el Palacio de Gobierno como si fuera una seccional. Semanas atrás concurrieron los ex presidentes de la República y ex titulares de la ANR, quienes fueron los primeros en apoyar el mentado consenso.

Días después concurrieron a la sede gubernativa otros referentes, aunque esa vez fueron recibidos por Espínola y las reuniones no se hicieron públicas. De hecho, el secretario privado del mandatario es el encargado de recibir a los dirigentes de base de varios departamentos que solicitan audiencia con Abdo. Para los mismos, existe una atención preferencial, cosa que no ocurre con otros sectores.

Lo que los colorados buscan es encontrar un candidato de consenso para la Junta de Gobierno, además de recuperar algunas intendencias, de cara a las internas municipales que se realizarán este año. La ANR no solo tiene el objetivo de ganar la mayor cantidad de municipios, sino también recuperar la mayor cantidad de las 256 intendencias existentes en todo el país, muchas de las cuales se encuentran en manos de la oposición.

La idea es reunir a los principales líderes de los dos movimientos internos, Mario Abdo y Horacio Cartes.

Al término del encuentro de ayer, los dirigentes de seccionales expresaron su satisfacción por las conversaciones avanzadas que se están teniendo. Expresaron que el próximo sábado, durante la plenaria de los intendentes, podría haber novedades, y anunciaron que seguirán las conversaciones.

Los dirigentes de base se retiraron ya pasadas las 13.30 del Palacio de López y se dirigieron a la Junta de Gobierno y luego a la residencia de Cartes.

Opinión

“Reunión fue en horario laboral”

La senadora por el Partido Democrático Progresista Desirée Masi, fiel a su estilo, hizo mención en forma irónica al encuentro que mantuvieron los presidentes de seccionales junto con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en Palacio de Gobierno.

La legisladora sostuvo que no corresponde que en horario laboral se mantengan este tipo de reuniones en un ente público como es el Palacio.


“No me meto en abrazo republicano (versión XXX) u Operación Cicatriz. Les puedo sugerir luego, cirujano/a plástico para que quede bellura. Pero reuniones en entes públicos (Palacio. M. Róga) y funcionarios en horario laboral? No corresponde. Es la mayor seccional del PY”, dijo.

Dejá tu comentario