Política

Marito se muestra cauto y en ANR hablan de pacto para negociar TSJE

El presidente de la República prefiere no hablar aún del pedido de juicio político a los tres ministros electorales. El principal obstáculo está en el bloque de cartistas y el sector de Añetete.

Mientras el presidente Mario Abdo Benítez se muestra cauto, el titular del Congreso, Silvio Ovelar, señaló ayer que para que avance un juicio político contra los ministros de la Justicia Electoral se necesita de un acuerdo político.

“Por más que los elementos sean sólidos, si no hay un gran acuerdo político esto no va a suceder”, señaló el senador de Colorado Añetete.

El presidente de la República y Ovelar participaron ayer de una actividad en el Centro Residencial de Apoyo y Ayuda al Adulto Mayor (Cream) en San Bernardino.

Este encuentro se dio poco después de la presentación del libelo acusatorio para iniciar el proceso de juicio político a los ministros Alberto Ramírez Zambonini, María Elena Wapenka y Jaime Bestard, integrantes del alto organismo electoral del país.

Abdo y el titular del Senado se retiraron del local y se dirigieron juntos a Asunción.

El mandatario fue consultado sobre el juicio político, pero prefirió no responder sobre el polémico tema que se desató tras la presurosa resolución del organismo de convocar a elecciones para elegir intendente de Ciudad del Este, apenas la intendenta Sandra McLeod presentó su dimisión. Dicha Comuna está en pleno proceso de intervención ante denuncias de supuestos casos de corrupción.

LOS COLORADOS. El principal tropiezo para que avance el juicio político es que en el Partido Colorado hay posturas encontradas y mientras no se llegue a un acuerdo político no avanzará el tema.

Por un lado, en Honor Colorado hay un tímida postura para analizar el polémico tema. El ministro Jaime Bestard había ingresado al TSJE de la mano de Horacio Cartes.

Mientras que el ministro Ramírez Zambonini tiene afinidad con Abdo Benítez, pues es pareja de la madre del presidente de la República. Esta situación suma otro factor en contra del juicio.

En la ANR lanzaron advertencias de que el juicio a los ministros de la Justicia Electoral responde a intereses de sectores políticos de la oposición que pretenden posicionar sus fichas y ocupar espacios. Un sector que siempre estuvo interesado en ocupar un lugar en el TSJE es el Frente Guasu, liderado por el senador Fernando Lugo.

Los legisladores de la oposición argumentaron que hubo una abierta violación del régimen de independencia de poderes y que vulneraron el sistema de equilibrio y recíproco control, cimiento del sistema democrático. Apuntaron que hubo un acuerdo para que de manera clandestina los magistrados emitieran la Resolución 132/2018, que convoca a elecciones en Ciudad del Este y motiva el pedido de juicio político.

LOBBY. Abdo había iniciado un ronda de visitas a los partidos de la oposición en busca de un acuerdo para impulsar reformas en la justicia e inclusive se conversó sobre una eventual reforma constitucional. Habló con líderes del Partido Liberal Radical Auténtico y de Patria Querida. Se había comprometido en seguir el lobby, que quedó suspendido tras los viajes internacionales y algunos problemas internos del país.

Faltó seguir las conversaciones con el sector del Frente Guasu, el bloque de la senadora Desirée Masi, con el senador Paraguayo Cubas y el Encuentro Nacional.

Dejá tu comentario