02 mar. 2024

Marito duda viajar al Vaticano ante negativa de renuncia de Velázquez

Desde la Cancillería aún no confirmaron si el presidente Mario Abdo Benítez finalmente se suma a la delegación que viaja para ceremonia de asunción de Adalberto Martínez como cardenal.

marito

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, defendió el acuerdo alcanzado con Brasil sobre la tarifa de Itaipú y consideró un triunfo que el vecino país cediera a fijar un punto medio en el precio.

Foto: Dardo Ramírez.

El presidente Mario Abdo Benítez sigue sin confirmar si viajará al Vaticano para participar de la ceremonia de asunción de Adalberto Martínez como nuevo cardenal.

Ya estaba lista la agenda internacional del presidente de la República desde hace tiempo. Sin embargo, la duda presidencial se instaló desde el momento en que su vicepresidente Hugo Velázquez le sorprendió con el anuncio de que finalmente no renunciará al cargo luego de ser declarado “significativamente corrupto” por el Gobierno de Estados Unidos.

El acto central está previsto para este sábado 27 y hasta el momento no descartan pero tampoco confirman oficialmente si Abdo hará ese viaje.

En caso de que viaje el mandatario quedará al frente Velázquez luego del anuncio del Gobierno de EEUU.

El canciller Julio Arriola confirmó que aún no se definió si el presidente de la República viajará o no al Vaticano.

“Autoridades nacionales estarían yendo integrando para el viaje”, expresó el ministro de Relaciones Exteriores.

Hasta el momento se confirma que la primera dama Silvana Abdo encabeza la delegación. “Sí así es (Silvana viaja). Pero en los próximos días vamos a confirmar la idea del señor presidente de la República. Vamos a ver si viaja o no”, insistió el ministro Arriola luego de la reunión que mantuvo ayer en Palacio de Gobierno.

En sede gubernativa dieron a conocer la lista de la comitiva oficial. Trascendió que la misma está integrada por el director paraguayo de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, y el presidente de la Cámara de Diputados, Carlos María López.

Precautelar imagen. El presidente de la República justamente se refirió sobre la situación del vicepresidente Velázquez luego de ser declarado significativamente corrupto por EEUU.

Aseguró que respeta su decisión pero que si estuviera en su situación hubiera tomado el camino de la renuncia para precautelar la imagen del país. “Si hubiese estado en esa situación hubiese renunciado a la Vicepresidencia de la República. Para precautelar la imagen del país, lo correcto es renunciar (...) pero respeto su decisión”, respondió Abdo el domingo a la noche durante el programa Políticamente Yncorrecto.

Hugo Velázquez sigue haciendo oficina y había alegado que finalmente no presentó su renuncia porque quiere tener información precisa sobre la denuncia del Gobierno norteamericano, que apuntó que hubo un intento de soborno de USD 1 millón a un funcionario a cambio de obstruir una investigación sobre las actividades financieras del vicemandatario.

En tanto que se desplegó una estrategia a instancias del Congreso donde ya convocaron al canciller para tener mayor dato sobre el informe que está en marcha en EEUU, que adelantó que no puede dar detalles porque hay investigaciones en curso.

5307822-Mediano-854039037_embed

Velázquez niega ruptura en oficialismo

Hugo Velázquez evitó opinar sobre las declaraciones del presidente Mario Abdo Benítez, quien señaló que si estuviese en el lugar de Velázquez, renunciaba a su cargo. El vicepresidente solamente atinó a negar que haya una ruptura con esta situación en el oficialismo. “No existe ninguna ruptura”, dijo. Velázquez fue designado como significativamente corrupto por Estados Unidos y al principio anunció que renunciaría, sin embargo, solo renunció a su candidatura.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.