Sucesos

Marabel pide perdón por matar al suegro y fallo será el lunes

El Tribunal de Sentencia entró ayer a deliberar en el juicio oral contra Bruno Marabel y Araceli Sosa, por el quíntuple homicidio. El lunes, a las 09:00 horas, darán el veredicto a los procesados.

“Pido perdón a todos, no le quise hacer eso a Julio Rojas, pero si no hacía eso, hoy no estaría hablando”, dijo ayer Bruno Marabel al dirigirse al Tribunal de Sentencia, en las palabras finales, antes de que entren a deliberar.

El fallo será dictado el próximo lunes, a las 09:00 horas, conforme señalaron las juezas Gloria Garay, Gloria Hermosa y Alba González. El juicio lleva hasta el momento 33 días.

En sus alegatos, la defensa de Araceli Sosa, a cargo de los abogados Néstor Candia y Marta Cohler, solicitó la absolución de culpa y reproche de la acusada.

Señalaron que no hubo delito de omisión de dar aviso de hecho punible, porque ella no sabía lo que había ocurrido. No hubo frustración, porque gracias a ella, según reconocieron los policías, atraparon a Marabel.

Además, sostuvieron que no hubo reducción, porque el teléfono no era de Dalma Rojas, sino de Marabel. Señaló que la acusación de la Fiscalía era extorsiva, ya que en la preliminar, si aceptaban un abreviado, se pedirían dos años de cárcel y suspensión de la pena, pero como no aceptó ahora piden cuatro años.

RÉPLICA. Por su parte, las fiscalas Esmilda Álvarez y Stella Marys Cano replicaron a las defensas, que les cuestionaron la orfandad probatoria.

La Fiscalía diferenció las pruebas directas e indirectas. Así, al no haber testigos ni filmación del crimen, solo había indirectas.

Citó la compra de materiales de construcción, que eran para tapar los cuerpos. También la investigación policial-fiscal, sobre los cadáveres.

También habló del testimonio del forense. Tachó de absurdo que se quiera sindicar a otra persona de los hechos. Además, que Marabel tuviera la cédula de Dalma Rojas, cuando que él mismo dijo que viajó a la Argentina. Se preguntó cómo lo haría.

Sobre Araceli Sosa, apuntaron que no usaron la indagatoria, y que la acusación no hablaba específicamente de los hechos porque era un todo. Además, que no pretendieron probar que el celular era de Dalma, sino que no pertenecía a Marabel.

Por su parte, la defensa de Marabel, a cargo de la defensora pública María de la Paz Martínez, señaló que la compra de materiales no prueba que mató a las víctimas. Criticó de nuevo a la Fiscalía por no hacer las pruebas de sangre, de ADN, de huellas. Ni siquiera se sabía la causa de la muerte, dijo.

Ni siquiera las ropas de Bruno que podían tener sangre se buscaron, sostuvo.

Luego, la defensa de Sosa acotó que la misma Fiscalía reconoció que su acusación no hablaba de los hechos que le atribuían a su defendida. Además, que el teléfono que ella adquirió era de Bruno y no de Dalma.

Después se buscó algún pariente de las víctimas para hablar, pero no había nadie. Luego, Bruno Marabel pidió perdón por haber matado a Julio Rojas, aunque señaló que si no lo hacía, él no estaría ahí hablándoles.

Finalmente, Araceli Sosa pidió justicia, ya que era inocente de los hechos. Ahora, solo se espera la sentencia.



Dejá tu comentario