Mundo

Mandatario pone a la ofensiva a los militares

 

El presidente Nicolás Maduro y la Fuerza Armada de Venezuela se declararon ayer en ofensiva contra los golpistas, al reafirmar públicamente su unidad tras el fallido alzamiento militar liderado por el opositor Juan Guaidó.

Maduro y el alto mando aparecieron al amanecer con unos 4.500 soldados en un acto transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, al tiempo que se confirmaba que cuatro opositores murieron en protestas ocurridas el martes y miércoles.

“Sí, estamos en un combate, máxima moral en ese combate para desarmar a cualquier traidor, a cualquier golpista”, señaló Maduro desde una tarima, con gorra militar, en Fuerte Tiuna, principal destacamento del país petrolero en Caracas.

Repitiendo la consigna “leales siempre, traidores nunca”, el gobernante señaló a los militares que no deben vacilar a la hora de desarmar conspiraciones opositoras y de EEUU. “Nadie puede tener miedo, es la hora de defender el derecho a la paz”, afirmó Maduro, quien marchó con los oficiales y la tropa dentro de la instalación.

Sus exhortaciones ayer fueron respondidas por el alto mando con expresiones de compromiso e insultos contra Guaidó. “Venimos a ratificar nuestra lealtad al mando supremo de la Fuerza Armada, que es el único presidente, el presidente Nicolás Maduro”, dijo el ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino.

Padrino, a quien Washing-ton ha ofrecido levantar sanciones para que rompa con Maduro y le dio un ultimátum, denunció que pretenden comprar a los uniformados como si fuesen mercenarios, y rechazó los intentos de la oposición para quebrar a los militares, a los que Maduro ha otorgado amplio poder. “Pareciera que fuera un juego de niños lo que pretenden hacer con la Fuerza Armada”, sostuvo el oficial en un discurso. AFP

Dejá tu comentario