Deportes

Luqueño corta racha aborigen

Sportivo Luqueño venció a Guaraní en el Adrián Jara en el último minuto, metió un triunfazo y bajó al Legendario.

Blas Armoa en el último suspiro le dio un gran triunfo al Sportivo Luqueño ayer en el Adrián Jara ante Guaraní (1-0), que con esta derrota rompe su racha de 10 juegos sin caer.

Pasaron tres partidos para que la apasionada y sufrida afición del Auriazul volviese a festejar un triunfo y de la mano de Celso Ayala, quien tuvo su primer juego en este Clausura al frente del plantel.

Ya en la caída ante Libertad, por Copa Paraguay, Luqueño mostró una leve mejoría en la dinámica de su juego. Ayer se notó un equipo bastante intenso en la marca, lo cual le permitió cortar los circuitos del Aborigen, que presentó muchas imprecisiones en el mediosector. Quizás la ausencia de su principal generador de juego, Jorge Morel, tuvo mucho que ver. Además, perdió a un jugador clave para la próxima fecha ante Cerro, Claudio Aquino, quien fue expulsado.

SE LUCIERON. No obstante, ambos tuvieron un gran número de situaciones para marcar, pero los porteros respondieron siempre de gran manera. Diego Barreto tuvo cuatro tapadas trascendentales que lo erigió como una de la figuras del compromiso.

Pero, Ignacio Don tampoco se quedó atrás. El portero del Legendario sumó su 16° penal atajado al taparle en gran forma el tiro a Quiñónez.

Ya sobre el final del compromiso, Blas Armoa aprovechó la mala salida de la defensa aborigen para robarle el balón a Luis Cabral, superar a Don y convertir un tanto, que hizo vibrar a toda la república de Luque, que con este triunfo vuelve a respirar en la tabla de promedios.

La figura
Blas Armoa


El delantero fue muy astuto para robarle el balón a Luis Cabral y convertir el tanto del triunfo auriazul. Diego Barreto en el arco también fue clave para triunfo.

Armoa, goleador de pocas palabras
Blas Armoa, el salvador de Luqueño, es de poco hablar, pero en la cancha es contundente: “El grupo se merecía ya un triunfo”. “Se notaba en la cancha que fue muy merecido, así que gracias a Dios se me dio el gol”, indicó. “Nosotros salimos a buscar. Como dijimos en el vestuario, vinimos a quitar esa victoria que tanto necesitamos. No queríamos empate, para nada”, agregó. Señaló que por los partidos que venían realizando el triunfo es muy gratificante y destacó el trabajo del Chito Ayala y sus compañeros. “Cada uno corre por el compañero y creo que eso se nota en la cancha, lo dinámico fue lo primordial para quitar esta victoria”, culminó.

“Mucha bronca. Regalamos el partido. Cometimos una falla infantil y nos costó. Ahora a dar vuelta la página, el sábado tenemos un partido importante”. Gustavo Costas, DT de Guaraní.

“Los jugadores entendieron el mensaje. Se ayudaron mucho en la cancha. Tuvieron una buena actitud y no iba a ser justo que no se gane este partido”. Celso Ayala, DT de Luqueño.

10 partidos sin perder llevaba Guaraní en el torneo. Su última caída fue precisamente ante Luqueño (1-3) en la fecha 3.

10 partidos pasaron de la última vez que a Luqueño no le convirtieron goles. Fue el 0-0 ante Sol por la fecha 4.

Don y Cabral, dos nombres históricos

Pese a la caída de su equipo, el portero Ignacio Don y el defensor Luis Cabral, ambos responsables, junto a Javier Báez, del gol auriazul, siguen sumando números en el fútbol paraguayo.

El portero de 37 años, máximo atajador de penales del fútbol paraguayo, sumó su 16° penal atajado. Por su parte, Luis Cabral, quien cometió su tercer penal en el Clausura 2019 (los anteriores fueron ante River y Libertad) llegó a su partido 470 en el fútbol paraguayo. Junto a Sergio Aquino de Libertad (593) son los dos de más juegos en la historia de la APF.

Euforia auriazul. El juvenil Armoa celebra con mucha algarabía el tanto del triunfo de Luqueño. “Me quedé afónico”, sostuvo el atacante de 19 años

Dejá tu comentario