Economía

Los ganaderos ven con cautela freno de Brasil

 

La suspensión de exportación de carne brasileña a China debido a dos casos confirmados de la enfermedad de la vaca loca atípica, ubica a Paraguay en dos escenarios. Si las restricciones se expanden a Sudamérica, la carne paraguaya entraría con más fuerza a los mercados regionales, pero si se mantienen las condiciones actuales, Brasil puede acaparar las ventas a Chile y Uruguay.

Para el presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Pedro Galli, el gran beneficiado en esta situación es Uruguay, que ahora quedó sin los principales competidores en China, ya que quedaron afuera de las negociaciones Brasil, por los casos de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) atípica, y Argentina, que limitó la exportación de carne en un intento para regular el precio local.

Sobre la oportunidad que representa para Paraguay esta coyuntura recordó que en una experiencia anterior, Chile también había suspendido sus compras de Brasil y afirmó que de repetirse este comportamiento, sería una gran ventaja para la cadena cárnica del país.

Lo mismo podría ocurrir con Uruguay, que al cierre de agosto se posicionó como el sexto mejor comprador de carne paraguaya.

Sin embargo, si ambos importadores no ven inconvenientes en la carne brasileña, esta podría arrasar en esos mercados y como efecto dejaría a Paraguay en la incertidumbre.

Galli indicó además que el país limítrofe consume alrededor del 70% de su producción y que este año estaba con problemas de abastecimiento.

“La ventaja de Brasil es que tiene un mercado interno muy sólido, en los últimos meses estaba con un déficit en el mercado interno, así que el mercado interno mismo va a absorber esa producción”, señaló.

Desde el punto de vista sanitario, los casos de EEB no son un riesgo para la ganadería paraguaya, principalmente por ser atípica.

Dejá tu comentario