Mundo

Los Angeles revive temor al Big One tras sismos recientes

 

Cristina Alhamad durmió con el mejor pijama y su bebé a un lado, lista para salir corriendo ante la posibilidad de que temblara de nuevo.

Vive en Los Angeles, a unos 240 km de donde se registraron jueves y viernes fuertes sismos, de magnitud 6,4 y 7,1, que despertaron en esta metrópoli de California el temor de que el Big One, el gran terremoto, está cerca.

El del viernes fue 11 veces más fuerte que el del día anterior, con epicentro en el desierto de Navajo cerca de Ridgecrest, una pequeña ciudad de 30.000 habitantes.

No solo lo sintió Alhamad y sus vecinos que gritaban y corrían en los pasillos de su edificio. También en otras ciudades como Las Vegas, y desde el jueves se han reportado miles de réplicas de diferente intensidad.

Y aunque los sismos se registraron en otra falla menor, que no está directamente conectada a la gigantesca de San Andrés, estos terremotos enviaron un mensaje a los angelinos: Estén listos.

“Para mí fue un shock porque no sabía exactamente qué hacer”, recordó Alhamad, de 29 años. “Había gente que gritaba que no salieran y otros que sí”. Las autoridades han exhortado a estar listos después de años de una especie de “sequía sísmica” con nada por encima de magnitud 6 desde principios de 2010. AFP

Dejá tu comentario