Deportes

Lío Messi toma la batuta: 4-1

 

Bastó una fracción de partido para que Argentina mostrara su amplia superioridad sobre Bolivia, que nunca peligró el resultado; es decir, la victoria albiceleste por 4-1, con dos goles y una asistencia de Lionel Messi, en una de sus mejores rachas en años en el conjunto argentino, en un país también cuyos estadios le traen recuerdos tanto dulces como amargos. Uno al menos, en este último caso, el de la final del Mundial contra Alemania, en el Maracaná en 2014, cuando la perdió.

Aquella vez, apocado, tuvo arcadas durante el partido contra los intensos algorítmicos jugadores alemanes; hoy, con mirada altiva, menor recorrido y mucha, mucha inteligencia y talento, lidera a Argentina en la Copa América, marcando y asistiendo, pidiendo la pelota para esconderla cuando el rival la quiere ansiosamente, sobre todo, cuando Argentina está arriba en el marcador. Papu Gómez y Lautaro Martínez, este en la primera o segunda pelota que tocó, hicieron el resto de los tantos de otro “miniconcierto Messi”.


La figura
Lionel Messi
Distribuyó el juego y fue autor de dos y colaborador en otro. Nada mal para el capitán argentino que desafía a Neymar.

Hombre récord
Recién había cumplido 18 años cuando el 17 de agosto de 2005 Lionel Messi debutó en la selección argentina en un amistoso contra Hungría donde fue expulsado. “Tenía 18 años, pensaba que no volvía nunca más a la selección. Se te cruzan un montón de cosas por la cabeza”, recordó hace poco.

148 partidos convierten a Messi en el jugador que más partidos vistió la camiseta de la selección argentina.

Dejá tu comentario