24 may. 2024

Leer en vacaciones, una excelente opción para chicos y grandes

Dedicar tiempo a la lectura de libros en estas vacaciones es una actividad recomendada por conocidas figuras del ámbito cultural, ya que aporta conocimientos y permite viajar con la imaginación.

Beneficiosa. Niños y adolescentes se nutren con la lectura: se  entretienen, aprenden y dan rienda suelta a la imaginación.

Beneficiosa. Niños y adolescentes se nutren con la lectura: se entretienen, aprenden y dan rienda suelta a la imaginación.

La lectura es una de las opciones que recomiendan escritoras y actrices para aprovechar las vacaciones.

“Si bien yo leo más poesía que otra cosa, creo que la mayoría de la gente se inclina más hacia la narrativa, de modo que les recomendaría alguno de estos libros que he leído en los últimos tiempos”, señala la escritora Sussy Delgado, vicepresidenta de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP).

El cardenal, de José Eduardo Alcázar, “una brillante novela en que se cruzan los temibles poderes que juegan en nuestros tiempos”, es uno de los libros que recomienda, además Del tiempo que he vivido, de Víctor Casartelli, “una deliciosa revisión de años y figuras entrañables de nuestro mundo cultural”.

El Fantasmario, de Javier Viveros, “admirable conjunto de cuentos sobre la Guerra del Chaco, y otros dos excelentes libros de cuentos: El olor del mundo, de Maricruz Najle, cuya diestra pluma no es nueva pero ha publicado recién el año pasado, y La silenciosa inmortalidad de las cosas, de la joven y talentosa Patricia Camp”, también incluye en sus recomendaciones.

Para el público menudo, considera “excelentes” las propuestas que viene ofreciendo la nueva Editorial Rosalba, con títulos como La Señora Jurumi y ¿De quién es esta pluma?, de Javier Viveros, y Martín de los mangos, de Milia Gayoso. “Son libros realizados con el cuidado especial que se merece este público, en los textos y en su presentación visual”, señala y agrega que leer “es la manera más divertida, apasionante y barata de viajar”.

REGALAR ALAS. Para Laura Ferreira, narradora oral de cuentos, escritora y actriz, “regalar un libro es una manera de regalar alas. El niño que lee será un adulto que piensa, y es un camino hacia la libertad”, opina.

Explica que el placer de la lectura se logra leyendo sobre temas o estilos que nos interesan. “Lo importante es leer, leer y luego leer, hasta que la lectura se torne hábito y tu interés comience a diversificarse”, comparte.

Arrimando rimas (Andrea Piccardo) es un texto que recomienda porque “contiene historias rimadas para niños con ilustraciones muy bien cuidadas, que abren puertas y ventanas a la imaginación”.

También invita a adentrarse en El país de las aguas (Maribel Barreto), “que contiene cuentos para niños y adolescentes, de amor, misterio, aventura y cuentos ecológicos. Plantea las historias desde lo cotidiano, lo que vuelve tangible la fantasía compartida en letras”, dice.

Otros títulos que sugiere para esta temporada son La señora Jurumí (Javier Viveros), ”una historia que nos permite adentrarnos en la realidad del Chaco paraguayo, en ese cotidiano de los animales silvestres, donde tienen que lidiar con la deforestación y la contaminación de las aguas. Realidad tangible, pero narrada desde la fantasía”, y Cuentos del lago azul (Ysanne Gayet), “con 40 historias, en su mayoría acontecidas en Areguá, en torno al lago Ypacaraí”.

JÓVENES LECTORES. Para esta nota consultamos a algunos pequeños lectores, sobres sus títulos favoritos.

A Bianca Colmán (11), le encantan los mitos y leyendas que encuentra en Mombe’u gua’u. El clásico de la literatura mundial, El Principito, es uno de los favoritos de Mía Acosta (7), quien quiere parecerse al protagonista de la obra de Antoine de Saint-Exupéry.

Paula Peralta (12) lee “sin falta a la noche“, su libro preferido La física cuántica y 50 cosas que debes saber de las matemáticas. “Me sumerge a otra dimensión, y me aporta conocimiento”, dice. El libro favorito de Aye Espínola (8) es La Biblia de los Niños “y el cuento de Adán y Eva, y cómo Dios creó la tierra. También me gustan libros de cuento e historia”, asegura.

A Galileo Ocampos (6) le encanta el Larousse de dinosaurios, pues le gusta saber todo sobre estos enormes animales prehistóricos, mientras que a su hermano mayor, Joel (12), le fascina la historia que lee en las páginas de El tiempo vuela, sobre un niño que quedó atrapado en el tiempo. A su pequeña hermana menor, Alegría (4) le gusta que le lean Frozzen, le “encantan las princesas Elsa y Ana”.

Por su parte, Jorge Cáceres (18) le dedica una hora a la lectura de su libro favorito, El Caballero de la Armadura Oxidada, y Camila María Oviedo (9) se divierte con el clásico Corazón, del italiano Edmundo De Amicis. Antes leyó una colección de obras que incluían el Fantasma de Canterville, El Jorobado de Notredam, Robinson Crusoe, entre otros.

Opiniones
“Los grandes tienen que dar el ejemplo”
“Recomiendo para la lectura de los niños más pequeños el libro de cuentos Rebelión en el jardín, para los adolescentes El Principito, y para los adultos, uno que acabo de leer, el libro de los tres últimos Barret, La vida es tempestad, de Virginia Martínez (Arandurã). El mejor momento para leer a los pequeños es cuando están por descansar, lejos de los estímulos audiovisuales como la tevé y plataformas digitales, lo cual es difícil. Es fundamental que los padres acompañen ese proceso, y generen el hábito, principalmente, con el ejemplo de su propio hábito”. Lita Pérez Cáceres, escritora.

“Los clásicos son indispensables”
“Recomiendo para estas vacaciones libros que nunca pasan de moda y son de fácil lectura y necesarios para la cultura general. Algunos: Viaje al Centro de la Tierra (J. Verne), Narraciones extraordinarias (E. Allan Poe), Viaje al País de las Maravillas (L. Carroll), Romeo y Julieta (W. Shakespeare), El Principito (S. Exupéry). Antologías poéticas, de Rubén Darío, A. Nervo, Juan de Dios Peza, Neruda, Girondo y Rafael Alberti. Además, Moby Dick o La Ballena Blanca (Herman Melville), Fausto (Goethe), La Odisea (Homero), Frankenstein (M. Shelley), El Ingenioso Don Quijote de la Mancha, entre otros”. Clotilde Cabral, actriz y directora.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.