04 mar. 2024

Lamentable papelón histórico y error absurdo del Gobierno

Un vergonzoso suceso fue el punto más álgido de la recordación de los primeros cien días del Gobierno de Santiago Peña. Autoridades del Poder Ejecutivo y municipales firmaron la semana pasada sendas proclamaciones reconociendo como país soberano a los Estados Unidos de Kailasa, una nación que no existe y cuyo líder es buscado por casos de abuso sexual. Más allá del bochorno que alcanzó proporciones internacionales, se debe reconocer que el incidente deja una imagen lamentable de las autoridades y funcionarios de nuestro país.

Quedan pocas dudas de que los primeros cien días del gobierno de Santiago Peña han sido insatisfactorios. La opinión se ha decantado porque se esperaba más del presidente, aunque se asume que el tiempo es escaso para demostrar tanto.

Sin embargo, considerando que el Gobierno que asumió el 15 de agosto iniciaba una administración con significativa ventaja: una aplastante mayoría en el Congreso Nacional, no solamente no se ha visto firmeza, también hubo demasiados errores.

La firmeza puede estar muy relacionada con un liderazgo político débil, pues Peña gobierna bajo la sombra de su padrino Horacio Cartes. Y, en cuanto a los errores, los mismos han sido de público conocimiento y harto debatidos. Uno de ellos, los despidos de 187 contratados de Itaipú que posteriormente fueron reconsiderados; el anuncio de despidos de contratados en IPS, luego suspendido; y el escandaloso caso de la ocupación vip de la Finca 916, el negocio de despojo de tierras públicas que salpicó nada menos que al líder de bancada en el Senado, Basilio Bachi Núñez.

Hubo otros más, pero en la semana que pasó fue una especie de colofón para estos confusos cien días.

El 16 de octubre, Arnaldo Chamorro, jefe de Gabinete en representación del Ministerio de Agricultura y Ganadería, había firmado un memorándum por motivo de una intención de cooperación agrícola; además de eso los representantes extranjeros se reunieron con el ministro Carlos Giménez. En el documento, firmado por Chamorro, se puede leer que nuestro país expresaba su deseo de explorar y fortalecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de Kailasa. En el documento se declaraba que nuestro país apoya la existencia de dicho supuesto Estado, y se expresaba también el deseo por parte de nuestro país de explorar relaciones diplomáticas con aquella nación.

El MAG no ha sido la única institución en caer en el desprestigio y el escándalo. Así mismo el asesor externo de la Cámara de Diputados, Fidelino Morínigo, había firmado un documento reconociendo a la nación imaginaria; lo mismo que hicieron autoridades de los municipios de María Antonia (Paraguarí) y Karapã’i (Amambay), que aparecieron en sendas fotografías con los representantes de los Estados Unidos de Kailasa.

En el memorándum firmado las autoridades paraguayas reconocieron al supremo pontífice del hinduismo, Nithyananda Paramashivam, como el soberano. Este es un gurú hindú indio de la doctrina advaita vedanta, autoproclamado dios, y es buscado en la India por violencia sexual y otros delitos. El supuesto Estado recibe el nombre de una montaña del Himalaya, que se considera la morada del dios hindú Shiva y aseguran contar con 2.000 millones de “hindúes practicantes” como parte de su población.

Los colorados oficialistas minimizaron el bochorno equiparando la vergüenza con la reunión que había tenido el ex presidente Mario Abdo con los falsos representantes de Lamborghini. Recordemos que en 2019, un tal Jorge Fernández mantuvo una reunión con Mario Abdo Benítez y la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, en la que se presentó como presidente del Consejo de Administración y CEO de la empresa denominada Lamborghini Latinoamérica, la cual confirmó que no tiene vínculos comerciales con Fernández, a quien incluso demandaron por utilizar la marca.

Es inadmisible que el Estado paraguayo tenga funcionarios con manejos tan mediocres e informales, como son también inaceptables el bochorno y la vergüenza internacional que sufrimos.

Más contenido de esta sección
Hace unos días, fue intervenida una estancia en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, y en el lugar fueron detenidas diez personas de cuyo poder incautaron fusiles AR47 y una avioneta Cessna, además descubrieron una pista clandestina que habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Resulta insostenible la falta de control del espacio aéreo nacional, ante la impasividad o complicidad de las autoridades.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El acceso de los niños a alimentos adecuados y saludables es esencial para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Los programas de alimentación escolar han formado parte de la política educativa desde hace más de un siglo y permanecen en la actualidad, independientemente del nivel de desarrollo de los países y de los ingresos de los hogares. Pero en todos los países el programa se ha planteado de manera integral y tiene alto consenso social. Paraguay no puede ser una excepción. Los cambios planteados solo generaron conflictividad, a la vez de que no garantizarán mejoras sustanciales.
Los agricultores familiares producen la mayor parte de los alimentos frescos y sanos, diversificados y culturalmente apropiados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola, y ayudan a las economías rurales a crecer. La agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. La agricultura familiar es fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los ingresos de todas las familias y para reducir la pobreza en el sector rural. Dejarla en el abandono es poner un obstáculo al crecimiento sostenible, al bienestar de los hogares y al desarrollo del país.
La violencia contra las mujeres es una preocupante realidad en el Paraguay. En este Día de la Mujer Paraguaya debemos recordar los datos de las instituciones que señalan que, pese a las leyes, los casos de violencia en el hogar y los casos de feminicidio no disminuyen. Estamos lejos de ser una sociedad que respeta y valora las capacidades de las mujeres; prueba de ello es el aumento en el último año de la violencia política. Este es un indicador del largo camino que nos falta andar para ser una sociedad verdaderamente democrática.
Las reguladas del servicio del transporte público forman parte ya de la realidad cotidiana para los pobladores de la capital, su área metropolitana y el Departamento Central. El mal servicio, no obstante, afecta a todas las ciudades y localidades del Paraguay. Este, además de la salud pública, es el servicio más ineficiente que debe padecer la ciudadanía. Las humillaciones que a diario soportan los usuarios son inaceptables. Un transporte público seguro y cómodo es un derecho que tienen los paraguayos y significa calidad de vida.