Mundo

La UE pide a Brasil que genere confianza en el tema ambiental

Un alto representante del bloque europeo aclaró que el pacto entre la Unión Europa y el Mercosur depende de que Brasil haga frente a la deforestación y a los incendios en su territorio.

El Gobierno brasileño, criticado internacionalmente por su postura medioambiental, necesita “generar un ámbito de confianza” en esa área para sacar del impasse el acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur, consideró en entrevista a EFE el embajador del bloque comunitario en Brasil, Ignacio Ybáñez.

Ambas regiones necesitaron 20 años para alcanzar el acuerdo político anunciado en junio del 2019, que todavía precisa ser ratificado por los parlamentos de los 27 países de la Unión Europea, por los cuatro del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y por el propio Parlamento Europeo. “Es una oportunidad única para los países de la UE y del Mercosur, en un momento en el que grandes potencias, como EEUU y China, tienen una visión mucho más proteccionista. Si no hay acuerdo, otros lo aprovecharán y no será Europa”, sostuvo Ybáñez.

Pero el camino se presenta arduo. Holanda, Austria y Francia ya han dado la espalda a refrendar el acuerdo si el Ejecutivo brasileño no cambia sus políticas medioambientales. El gobierno de Bolsonaro ha sido censurado internacionalmente por no hacer lo suficiente con respecto a los incendios forestales en zonas de la Amazonía, el mayor bosque tropical del mundo, y el Pantanal, el principal humedal del planeta.

CAMBIO. No obstante, Ybáñez opinó que ha habido “una actitud de más cooperación” por parte del Gobierno brasileño con gestos como la creación este año del Consejo de la Amazonía, dedicado a preservar, proteger y desarrollar la región.

El alto funcionario europeo saludó también la implicación del sector privado brasileño, con una iniciativa pro-Amazonía liderada por los tres principales bancos privados del país, que se une a la presión de los fondos de inversión internacionales, que exigieron un cambio de rumbo en la política medioambiental brasileña.

“El principal tema es la deforestación y los incendios. Queremos que se cumplan las leyes brasileñas. Que se persiga a los que deforestan, a los que puedan estar haciendo actividades ilegales en la minería. Queremos que las leyes se cumplan, pero en esa región hay una carencia del cumplimento de la ley denunciada por varias oenegés locales e internacionales y por sectores económicos”, manifestó.

CONDICIONES. Consultado sobre la posibilidad de que el acuerdo entre los bloques entre en rigor en el 2022, rechazó fijar un plazo. “Ahora vamos a pasar a la fase en la que la CE tiene que tomar la decisión de cómo quiere presentar el acuerdo ante el Consejo, al Parlamento de la UE y a los parlamentos nacionales. Cuanto antes lo que tengamos, mejor, pero se tienen que dar unas condiciones: las de generar un ámbito de confianza, y ahí tenemos trabajo con los brasileños, para cumplir esa parte, sobre todo por ese tema de la Amazonía; y de parte de los europeos explicar mejor y convencer a la mayoría de los países miembros esperamos que sean la unanimidad de que el acuerdo es buena solución para el futuro.


Reclamo alemán
Alemania insistió la semana pasada en la necesidad de que los objetivos del Acuerdo de París contra el cambio climático aparezcan de forma “explícita” en el tratado comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur. Así lo subrayó el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, al participar por videoconferencia en el Día de América Latina, que organiza anualmente la Asociación América Latina (LAV) de Alemania para reforzar los lazos políticos y económicos entre los dos continentes.

Dejá tu comentario