Economía

La situación de Brasil empeora las perspectivas económicas

 

La exposición de Brasil al coronavirus (Covid-19) y sus efectos constituyen un alto riesgo para el bienestar de Paraguay no solo en términos sanitarios, sino también económicos. Su posicionamiento como el octavo país más afectado por la expansión del nuevo coronavirus, una moneda que se viene despreciando incesantemente y el éxodo de paraguayos que ya no encuentran forma de permanecer en su territorio muestran la actual vulnerabilidad del “gigante sudamericano”.

Sobre estos temas reflexionó con ÚH el economista Carlos Fernández Valdovinos, ex presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), y enumeró tres principales canales de contagio de la situación de Brasil hacia la economía paraguaya: Los nexos de comercio exterior y comercio fronterizo, el empleo en el vecino país para el envío de remesas familiares y las condiciones de competitividad asociadas al valor de las monedas frente al dólar.

En cuanto al comportamiento de los gobiernos expresó su preocupación respecto a la diferencia entre las medidas de contención de la enfermedad implementadas en Brasil y en Paraguay, así como el deterioro que se está empezando a observar en el sistema sanitario del vecino país. Esto se suma al menor margen fiscal con que cuentan para conseguir recursos y afrontar el impacto económico de la pandemia según advirtió. “Brasil me preocupa mucho. Nosotros ya tenemos cuarentena y estamos saliendo de la cuarentena; ellos (Brasil), en realidad, nunca entraron en la cuarentena, el presidente Jair Bolsonaro ya quiere salir de algo en lo que nunca entró, no es serio. Las playas de Río de Janeiro están llenas y São Paulo ni qué decir, están empezando a colapsar las unidades de terapia intensiva a nivel estadual, todavía no están ni cerca del pico, van a tener ese problema sanitario que va a llevar a más problemas económicos. Es una situación mucho más compleja que la nuestra y lógicamente nos impacta”, relató.

En el ámbito comercial, recordó que además de la paralización de zonas como Ciudad del Este y Pedro Juan Caballero, que se deriva del cierre de las fronteras, el mercado de la carne paraguaya se verá afectado. Por otro lado, consideró que la competitividad de los productos nacionales también será perjudicado por la intensa depreciación del real brasileño que no es acompañada por el comportamiento del guaraní.

“El día que se abran las fronteras no van a entrar los brasileños, vamos a ir todos a invadir Brasil y a traer montones de cosas de Brasil, lo que era Argentina antes. La competitividad que van a ganar va a fomentar el contrabando de Brasil hacia Paraguay”, recalcó.

REEXPORTACIÓN. Al cierre del primer trimestre del 2020 las actividades de reexportación (o comercio de frontera), representó el 25% de las exportaciones totales del país por un valor de USD 776 millones y ya con una caída de 5% respecto a los números arrojados entre enero y marzo de 2019, según registros del BCP.

Por otro lado, Brasil se posicionó como el cuarto principal destino de las exportaciones de carne mientras que se mantiene como el principal receptor de productos generados bajo el régimen de maquila. El 36,5% de las exportaciones paraguayas va a Brasil.


El guaraní más fuerte que el real
Al cierre de la primera semana de mayo el guaraní anotó una depreciación de 3,2% frente al dólar, mayor al promedio de 1% en que se encontraba semanas atrás, pero todavía muy lejos del 47,1% de pérdida de valor que exhibe el real brasileño, según Basa Capital.
La firma agregó que se mantiene una baja demanda de la divisa extranjera en el mercado local como consecuencia de la menor actividad económica, pero con un sector importador y de multinacionales favorable para el posicionamiento en dólares, en coincidencia con la reducción de tasas de interés a nivel interno.
El viernes pasado, la cotización del dólar a la venta retornó a los G. 6.450 en el sector minorista o de casas de cambio, luego de que subiera a G. 6.500 en la jornada anterior.

Dejá tu comentario