País

La eterna epidemia de baches sigue azotando las calles de San Lorenzo

Los pobladores de la Ciudad Universitaria exigen soluciones a la Comuna, ya que las arterias más transitadas se encuentran minadas de pozos. Expertos mencionan la falta de inversión en desagüe.

Numerosas arterias transitadas de la ciudad de San Lorenzo se encuentran en estado deplorable con enormes pozos y baches a raíz de las pérdidas de agua de las cañerías obsoletas de la Essap, sumado a los recapados provisorios que vuelven a estropearse cuando se registran lluvias.

En la ciudad de San Lorenzo actualmente habitan 260.171 pobladores, según el informe del Instituto Nacional de Estadística. La población va creciendo en una localidad que carece de infraestructura y de un plan de ordenamiento territorial.

Un ejemplo es la avenida San José y San Juan Bautista, en donde se puede observar al costado del asfalto que el pavimento se encuentra totalmente destruido, lo cual es un peligro para los conductores que transitan en horas de la noche. Quienes habitan la zona afirman que se registraron accidentes en el lugar, debido a la pésima condición del tramo, y exigen intervención de la Comuna de la ciudad.

El reclamo es constante por parte de los ciudadanos, ya que es grande el daño que generan a los rodados estas deformadas superficies. La situación es aún más compleja luego de una considerable lluvia, ya que acrecienta el mal estado de las arterias.

Las grandes aberturas en los tramos también favorecen la acumulación de basura y el estancamiento de las aguas residuales en la zona.

Otra situación similar se registra en las calles Azara y 14 de Mayo. La transitada vía cuenta con un mal recapado y abertura de asfalto, además se observan pozos con pérdidas de agua, debido a los caños rotos de la Essap.

Especialistas coinciden en que se debe invertir en tubos de desagüe con bocas que colecten el agua. La principal necesidad de las ciudades es tener sistema de desagüe pluvial, ya que al no contar con ello, los asfaltados vuelven a deteriorarse, debido a pérdidas de agua de cañerías obsoletas.

El ingeniero Hermann Pankow indicó que básicamente es falta de inversión en desagües pluviales, por lo que ocurre la problemática de la destrucción de los pavimentos por el agua acumulada.

“El agua no conducida se mete debajo del asfalto y comienza a arrastrar material del suelo, entonces se generan los huecos que se observan. Se hunde el pavimento sin mucho peso encima, inclusive”, aseveró.

SISTEMA DE DESAGÜE

La ingeniera Soledad Núñez, ex ministra de la Senavitat, mencionó que las ciudades de Central carecen de infraestructura y se necesita una modernización del sistema de desagüe pluvial. “Creo que todos coincidimos en que la precaria infraestructura que sirve a la ciudad es terrible. Lo vemos con cada lluvia y la baja cobertura de los desagües fluviales. Hay muchas alternativas adicionales a lo históricamente adoptado por nuestra ciudad que es recapar y encima hacerlo con una capa asfáltica de mala calidad. Eso trae mayores problemas a la Administración pública municipal porque no se tienen recursos suficientes para mantener en condiciones las calles y eso afecta a los ciudadanos que deben manejar por las calles llenas de baches”, aseveró Núñez.

Por otro lado, la Redacción de ÚH intentó comunicarse con el intendente de la ciudad de San Lorenzo, pero no se logró obtener respuesta suya.



Dejá tu comentario