Sociales

La Escuela Pa’i Puku cumple 55 años de labor

 

Este viernes 12 de junio la Escuela Pa’i Puku cumple 55 años de vida institucional. La misma fue fundada en el año 1965 y desde esa fecha realiza una incansable labor educativa con alumnos internos y externos.

Este año celebrarán, por primera vez, lejos de sus alumnos, a causa de la pandemia del coronavirus. Además, el tradicional evento La noche de los notables, organizado por la fundación que lleva el mismo nombre, a beneficio del Centro de Formación Integral María Medianera, más conocido como Escuela Pa’i Puku, también quedó suspendido.

“Estas actividades se preparan con mucha anticipación, por la magnitud y el alcance que tienen. Así como estamos no sabemos qué pasará o hasta cuándo seguiremos con la cuarentena, por eso no podemos pensar en la realización de una actividad de masiva concurrencia y especialmente porque no sabemos si los alumnos volverán al internado este año”, afirma Mercedes Paredes, coordinadora del Departamento Administrativo de la institución.

UN DIFÍCIL MOMENTO. Con la suspensión de las actividades de beneficencia que aportan ingresos económicos y la ausencia de alumnos, el centro de formación atraviesa una difícil situación, por lo que hacen todo lo posible para sobrellevar y a través de eso ayudar a los jóvenes y niños.

“Los que nos quedamos aquí en la escuela estamos cuidando la casa y para generar algunos ingresos realizamos autogestión, mientras esperamos que pase la pandemia; tenemos en venta queso, tapabocas y los tradicionales muebles Pa’i Puku”, menciona Paredes.

Además, refiere que la fundación sigue recibiendo donaciones. “De los hacendados de la zona, algunos ocasionales y muchas otras pequeñas donaciones. Recibimos también la merienda escolar de la Gobernación que distribuimos a las familias de nuestros alumnos”, explica la coordinadora.

Como es bien sabido, la educación a nivel país es uno de los sectores más afectados durante esta cuarentena sanitaria impuesta por el Gobierno.

Pese a la crisis sanitaria, los estudiantes y directivos de la institución se ingenian para sobrellevar la educación virtual.

“Mantenemos una fluida comunicación con muchos de ellos, pero la mayoría no tiene posibilidad de comunicación por la falta de señal telefónica”, refiere.

Para paliar la difícil situación, a partir de este mes estarán distribuyendo cuadernillos de trabajo para facilitar la entrega de tareas de todos los alumnos.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA. Los miembros de la institución esperan contar con el apoyo de todos, especialmente del Estado, para seguir ofreciendo formación integral. “Cada vez es más difícil conseguir ayuda y necesitamos contar con la ayuda de las instituciones de nuestro país”, refiere Mercedes.

El deseo más anhelado de los miembros de Pa’i Puku es volver a reencontrarse e iniciar las clases con sus alumnos. “Por supuesto contando con todos los cuidados necesarios para dar seguridad a todas las personas que viven en esta institución”, finaliza.


Sin la presencia de sus alumnos, el centro de formación celebra este año su 55 aniversario, en medio de la pandemia por el Covid-19.

Institución con autogestión
El centro de formación está situado en el km 156 de la ruta Transchaco. Ofrece una educación integral a estudiantes de escasos recursos, la mayoría de los alumnos residen en ese lugar. Su misión es contribuir con el fortalecimiento de la labor educativa, de la promoción humana y cristiana. El monseñor Pedro Shaw fue el fundador de la institución, con la ayuda de los pobladores y hacendados de la zona. Por otra parte, la Fundación Pa’i Puku fue creada para apoyar las gestiones de la escuela.

Dejá tu comentario