Mundo

La diplomacia mundial advierte de escalada descontrolada en Taiwán

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático expresó la mayor inquietud al advertir las tensiones entre China y EEUU sobre la isla y pidió abstenerse de acciones provocativas.

La creciente tensión entre Taiwán y China –a raíz de la visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi– llevó ayer a países vecinos y otras potencias a alertar del riesgo de una escalada descontrolada que rompa la frágil estabilidad de la zona.

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), que celebra en Nom Pen una reunión de ministros de exteriores y socios, expresó la mayor inquietud al advertir que las tensiones entre China y EEUU sobre la isla pueden provocar conflictos abiertos y consecuencias imprevisibles entre grandes potencias, a las que pidió abstenerse de acciones provocativas.

La Asean expresó su preocupación por la volatilidad internacional y regional tras la visita el miércoles a Taiwán de Pelosi, y las represalias tomadas por China, aunque el texto elude referirse de forma explícita a estos hechos.

La Asean alerta de que “los acontecimientos recientes en una zona cercana a la región Asean podrían desestabilizar la región y eventualmente llevar a un error de cálculo, un enfrentamiento grave, conflictos abiertos y consecuencias impredecibles” entre China y EEUU, a quienes evita citar directamente. Los representantes de las naciones del Sudeste Asiático llamaron a una máxima templanza y a abstenerse de acciones provocativas y se ofrecieron para desempeñar un papel constructivo para facilitar un diálogo pacífico entre todas las partes.

El conflicto de Taiwán se convirtió en el asunto candente de la reunión ministerial de Asean celebrada en Nom Pen hasta hoy viernes y en la que también participan, entre otros, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken; el chino, Wang Yi; el ruso, Serguéi Lavrov, y el de la UE, Josep Borrell.

PREOCUPACIÓN ÁRABE. Emiratos Árabes Unidos (EAU) mostró ayer su preocupación por el “impacto de visitas provocadoras” en la paz y la estabilidad internacionales, en alusión implícita a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán. El Ministerio de Exteriores de EAU afirmó que ese país árabe muestra su preocupación por el impacto de cualquier visita provocadora en la estabilidad y la paz internacional, e instó a priorizar el diálogo diplomático en un esfuerzo por garantizar la estabilidad regional e internacional. La nota, reproducida por la agencia oficial emiratí de noticias, WAM, aseveró que “EAU afirma su apoyo a la soberanía e integridad territorial de China, así como la importancia de respetar el principio de Una China, al tiempo que pidió la adhesión a las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas”.

Emiratos es uno de los países árabes del golfo tradicionalmente aliados de EEUU, pero también mantiene estrechas relaciones con China, considerado uno de sus importantes destinos para las exportaciones de petróleo.

Pelosi concluyó su visita de menos de 24 horas a Taiwán, un viaje que puso en pie de guerra a China y que de momento se saldó con sanciones comerciales y maniobras militares en torno a la isla por parte del Gobierno chino. Aunque la Casa Blanca sostiene que no defiende la independencia de Taiwán, la visita de Pelosi constituye para China una muestra de respaldo a la secesión de la isla, territorio sobre el que Pekín reclama la soberanía al considerarla provincia rebelde.

Dejá tu comentario