Economía

La creación de 4 ministerios se tragó recaudación del IRP

 

La burocracia pública fue creciendo de manera sistemática en los últimos años por decisiones políticas y esta situación desencadenó en un importante aumento en lo que se conoce como gastos corrientes dentro del Presupuesto General de la Nación (PGN). Los gastos corrientes están compuestos por los salarios, las obligaciones varias de cada institución y todos los demás elementos necesarios para el funcionamiento de una entidad estatal.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Club de Ejecutivos del Paraguay, con asistencia de ex ministros del Ejecutivo, la decisión de elevar de categoría solamente a cinco secretarías dependientes de la Presidencia de la República elevó el gasto corriente paraguayo en G. 215.017 millones (USD 30,8 millones) desde el 2018 a la fecha.

El documento explica que en 2018 las secretarías del Ambiente, de la Vivienda y el Hábitat, de Información y Comunicación, de Tecnologías y de la Niñez y Adolescencia, pasaron al rango de ministerios en los que hoy se conocen como el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat, el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación y el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia.

Antes de ser elevadas de categoría, estas secretarías desembolsaban en gastos rígidos G. 1,21 billones en conjunto con la Presidencia, monto que creció a los G. 1,43 billones tras la conversión a ministerios, arrojando la diferencia citada más arriba.

A modo de ejemplo, el análisis recuerda que el año pasado la Administración Tributaria recaudó en concepto de impuesto a la renta personal (IRP) unos G. 233.897 millones (USD 33,4 millones). Es decir, prácticamente todo lo ingresado en ese gravamen tuvo que destinarse a cubrir el aumento del gasto corriente en esos cuatro nuevos ministerios, limitando aún más el margen de maniobrabilidad del Tesoro.

FRENO. Para el titular del Club de Ejecutivos, Jaime Eguez, es urgente que el Congreso ponga un freno a la lógica expansionista del gasto corriente ya dentro del Presupuesto 2021.

El empresario subrayó que el gremio ve este indicador con mucha preocupación, ya que una elevada rigidez terminará por presionar más a un Fisco que ya debe manejar un elevado déficit y que tiene como objetivo impulsar una recuperación en 2021.

En ese sentido, en el estudio del Club de Ejecutivos se propone a legisladores cuatro medidas para frenar el incremento del gasto: suspender la creación de nuevas instituciones públicas, eliminar la figura del retiro voluntario, prohibir a autoridades públicas la firma de acuerdos de prestaciones a favor de sindicatos o empleados públicos, y, finalmente, insisten en una urgente revisión de la Caja Fiscal para contener los sucesivos saldos rojos que son cubiertos con impuestos.

Recordó que estudios internacionales indican que nuestro país tiene un malgasto público del orden del 4% del producto interno bruto, lo que representa más de USD 1.500 millones.

En la misma dirección se manifestó el titular de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), Carlos Jorge Biedermann, quien señaló que es imposible seguir cargando a los contribuyentes formales con una mayor burocracia. Resaltó que los bienes y servicios que da el Estado siguen siendo deficientes, por lo que continuar aumentando el gasto sin una contrapartida es ilógico.


PGN se debate este miércoles
El Senado analizará el PGN 2021 este miércoles, desde las 9:00, en la modalidad virtual.
De acuerdo con la media sanción de Diputados, el PGN 2021 contempla un monto global de G. 92,02 billones (USD 12.976,5 millones), superior en 6,2 billones (USD 878,9 millones) al proyecto del Ejecutivo.
El plan de gastos incluye un déficit del 4% del PIB y varias reprogramaciones. En ese sentido, Hacienda había alertado que la Cámara Baja infló el gasto salarial en G. 20.000 millones, por lo que pidió al Senado revertir los cambios.

Dejá tu comentario