País

La comida chatarra aporta grasas y sal propicias para la hipertensión

Cinco piezas entre frutas y verduras al día es lo que el organismo necesita para nutrirse sanamente. El consumo de frituras y alimentos procesados dañan los órganos y condicionan a padecer enfermedades.

Por Patricia Cañete

patriciac@uhora.com.py

La concentración de grasa y sal de las comidas chatarra y alimentos procesados aumentan el riesgo de padecer hipertensión, que a su vez es el principal factor de riesgo de sufrir enfermedad y muerte por complicaciones en órganos vitales como el corazón que puede sufrir un infarto, el riñón con una insuficiencia renal y el cerebro con un accidente cerebrovascular (derrame).

Los hábitos saludables como una dieta balanceada con cinco piezas entre frutas y verduras, ejercicio moderado de al menos 30 minutos diarios, no fumar ni abusar con el alcohol y el control periódico del comportamiento de la presión arterial son prácticas que las autoridades sanitarias recomiendan una vez más dentro de las celebraciones por el Día Mundial de la Salud, que se recuerda hoy en todo el mundo.

Cinco gramos de sal diarios es lo máximo recomendado, pero en el país esa cifra supera los 12 gramos. La sal retiene líquido y eso aumenta la presión arterial porque inhibe el funcionamiento del riñón y el líquido retenido no es eliminado, la persona se hincha y sobrecarga al corazón.

El aceite freído o quemado es altamente nocivo para el organismo porque produce lesión en los órganos. "El aceite que se consume debe ser el de origen vegetal para las ensaladas por ejemplo, no debe freírse porque al quemarse se transforma en un aceite malo y lesiona los órganos", afirmó el doctor José Ortellado, director del Instituto Nacional de Prevención Cardiovascular del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Actualmente, el 46% de la población adulta mayor de 15 años padece hipertensión y 1 de cada 3 no sabe que la padece, no recibe el diagnóstico ni el tratamiento necesaria y es afectado por complicaciones de la enfermedad.

SALUDABLE. El reemplazo de los alimentos con alta concentración de grasa y que no aportan nutrientes al organismo es a lo que se apunta ya desde las escuelas con el recreo saludable con el que los niños tienen a disposición en las cantinas, comida sana como frutas, jugos y ensaladas, sandwiches de verduras, de queso, afirmó la licenciada Geraldine Morínigo, encargada de Comunicación y Educación en Nutrición del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN).

Destacó la importancia de que desde niños se aprenda tener hábitos saludables para luego no convertirse en un adulto enfermo hipertenso y sus consecuencias.

"La comida chatarra hay que evitar por muchos factores porque lo que se busca es reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Es una de las primeras causa de muerte en el mundo", indicó la profesional. Agregó que el exceso de peso ya se ve en un alto porcentaje en escolares y jóvenes por lo que la prevención se busca ya desde ese grupo etario.

La presión normal es la que se mantiene en 120/80mmHg y por encima o igual a 140/90 se considera hipertensión. La presión arterial debería controlarse a partir de los 15 años en adelante pero si una persona tiene antecedente familiar de la enfermedad puede hacerlo dos veces al año para controlar el comportamiento y detectarla a tiempo.

Dejá tu comentario