Política

La agricultura campesina perdió 166.347 ha. en los últimos años

Mientras las tierras malhabidas siguen impunes, las pequeñas familias productoras pierden sus territorios, según estudios. Caaguazú perdió 16.214 hectáreas y Canindeyú 30.000 hectáreas.

Mientras la reforma agraria sigue postergada y las 8 millones de hectáreas de tierras malhabidas gozan de total impunidad, la agricultura familiar campesina va perdiendo terreno. Entre los años 2002 y 2017, habría perdido en total unas 166.347 hectáreas, según el estudio Agricultura familiar campesina. Riesgos, pobreza, vulnerabilidad y protección social, publicado en mayo de este año por la Cadep, donde se resalta la alta desigualdad en Paraguay en la cuestión de la tierra, y la crisis del campesinado.

“Zonas tradicionalmente campesinas están hoy ocupadas por la agricultura mecanizada, como el Departamento de Caaguazú, que habría perdido en ese periodo 23% (16.214 hectáreas) de la superficie destinada a la pequeña agricultura, así como Canindeyú, que perdió 64% (30.000 hectáreas)”, indica.

Con el coeficiente de desigualdad más alto de la región en acceso a la tierra (0,93 en la escala de 0 a 1 de Gini), los datos reflejan cómo en Paraguay un 2,6% de propietarios concentran el 84,8% del total de tierras, según datos extraídos del Censo Nacional Agropecuario 2008.

Estos propietarios son poseedores de fincas de 500 hectáreas o más, mientras que los pequeños productores con fincas menores a 10 hectáreas suman apenas el 2,11% del total de fincas.

Los pequeños productores con lotes chicos conforman el 63,3% del total de propietarios de fincas registradas en el último censo.

“Es decir que 7.531 terratenientes con más de 500 hectáreas acaparaban 26.367.463 hectáreas; mientras que 184.221 pequeños productores con menos de 10 hectáreas poseían solo 654.715 hectáreas”, detalla el estudio.

Recuerdan que Paraguay es el país de la región con mayor cantidad de unidades productivas de agricultores familiares como proporción de la población, 4% con base en un registro de 269.559 unidades.

Otro aspecto señalado es la extranjerización del territorio nacional. “De las 31.086.893 hectáreas censadas en el CAN 2008, 7.889.128 hectáreas tienen dueños extranjeros, esto es, el 25,3% de las mejores tierras agrícolas y ganaderas del país. De la superficie total en manos extranjeras, 4.792.528 hectáreas pertenecen a brasileños, y 3.096.6000 hectáreas a extranjeros de otras nacionalidades”, detallan.

Embed

Dejá tu comentario