Mundo

Justicia ratifica y aumenta condena contra Lula da Silva

 

La Justicia brasileña ratificó y aumentó ayer a 17 años y un mes de prisión una segunda condena dictada en febrero contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva por los delitos de corrupción pasiva y blanqueo de capitales.

Los tres magistrados de un Tribunal de Segunda Instancia de la ciudad de Porto Alegre votaron por unanimidad a favor de elevar a 17 años y un mes de prisión la pena de Lula frente a los doce años y once meses de cárcel, impuesta en primera instancia.

Los miembros de la Sala Octava del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región fueron unánimes al concluir que quedó comprobado que Lula se benefició de las obras por cerca de unos 236.000 dólares que las constructoras Odebrecht y OAS hicieron en una casa de campo situada en el estado de San Pablo, a cambio de favorecer a las empresas en contratos con la estatal Petrobras.

RECHAZO A LA DEFENSA. Antes de detallar la condena, los tres jueces negaron los pedidos de la defensa de anular la sentencia con base en un reciente fallo de la Suprema Corte.

Sobre Lula, de 74 años, ya pesa otra condena ratificada en tercera instancia, después de que la Justicia diera por probado que recibió un departamento en una playa en la localidad de Guarujá, en el estado de San Pablo, a cambio de favores a la constructora OAS en contratos con la petrolera Petrobras.

Lula siempre afirmó que esa propiedad no era suya, sino de uno de sus allegados. Pero la Fiscalía aseguró que considera probado que Lula era el principal usuario de esa propiedad y que las obras eran para él.

Por ese caso, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) llegó a pasar 580 días en prisión, pero quedó en libertad hace tres semanas atrás, luego de beneficiarse con una decisión de la máxima Corte, que consideró que un condenado no puede comenzar a cumplir la pena hasta que sean agotados todos los recursos. En ese proceso, conocido como el “caso del triplex”, Lula, quien ya cumplió parte de la pena, aún tiene una alegación pendiente, mientras que en el “caso de Atibaia” le restan dos recursos.


Defiende su inocencia
Luiz Inácio Lula da Silva afirmó ayer que vencerá cada uno de los procesos a los que se enfrenta en la Justicia para recuperar su derecho político, y puso en duda su candidatura a las presidenciales de 2022 y apuntó a Fernando Haddad como sucesor. Aseguró descubrirá a los “fiscales y jueces” que le hicieron “acusaciones mentirosas”. EFE

Dejá tu comentario