Sucesos

Juristas opinan que fiscales y jueces abusan de la prisión por cualquier cosa

Desde hace tiempo y ahora durante la pandemia se acentúa el abuso de la prisión preventiva sin argumentos. No se respeta la Constitución ni la ley, con lo que llenan las cárceles, según estos juristas.

“Dar satisfacción a reclamos populares”

“Lo que se hace es sencillamente dar satisfacción a los reclamos populares más por sensibilidad que por racionalidad”, dijo el abogado Jorge Rubén Vasconsellos al ser consultado sobre el abuso de la prisión preventiva.

Fue tajante al afirmar que “Sí. Hay un abuso de la detención en los procesos, pero eso es algo hasta si se quiere normal. Ahora bien, lo anormal es que los jueces conviertan en prisión. Por eso es que nuestras cárceles están sobrepobladas”.

El abogado sostuvo que se da más en los casos donde existe sensibilidad en la opinión pública.

Apuntó que lo que hacían los fiscales era dar satisfacción a los reclamos populares. Con ello, se iba más sobre la sensibilidad de la gente antes que con racionalidad.

Cuando se le consultó al profesional del Derecho si era por presión mediática, acotó que no solo era por presión de los medios de comunicación, sino que también de las redes sociales.

Vasconsellos afirmó que para estar bien en las redes sociales, “no les importa a los jueces satisfacer un pedido de un fiscal antes que aplicar la ley”.

El abogado en las redes sociales varias veces cuestionó los procedimientos del Ministerio Público por la aplicación a mansalva de la prisión preventiva sin que se reúnan los requisitos legales para ello. Esto se acentuó durante la pandemia por el Covid-19.

“Hay exceso en algunos casos”

“Creo que hay algún exceso en algunos casos”, apuntó Jorge Bogarín sobre el abuso de la prisión preventiva por parte de los jueces y fiscales.

Dio como ejemplo que cuando la persona sindicada se presenta al fiscal, se pone a disposición de la investigación, nombra un abogado, constituye domicilio y tiene una actividad conocida, el fiscal por lo general pide la prisión preventiva.

Alegó que prisión tenía requisitos tales como tener mínimamente información de un hecho punible grave y el nivel de participación de la persona y los peligros procesales. Dijo que si la persona cumple los requisitos que señaló al presentarse, no hay necesidad de ordenar la detención y pedir la prisión.

Afirmó que el artículo 242 del Código Procesal Penal le da muchas opciones, y que existe apresuramiento de algunos fiscales parar ordenar medidas restrictivas de libertad y el juez hace lo mismo.

No consideran los presupuestos de la ley, por lo que “Sí hay un abuso de la prisión preventiva. El resultado es que se están llenando nuestras cárceles”, dijo.

Citó el acuerdo entre la Corte Suprema y el Ministerio Público para dar salidas alternativas a los procesos relacionados con el Covid-19.

Dijo que había que analizar caso por caso, ya que en algunos casos podrían ser sobreseídos. Remarcó que una de las posibilidades del procedimiento abreviado era la sentencia absolutoria, aunque solo se da condenatoria.

“Es de hace tiempo, no solo de ahora”

El doctor Marcos Köhn considera que desde hace tiempo y no solo en la pandemia existe un abuso de la prisión preventiva por parte de los jueces y fiscales.

Explicó que existen solicitudes sin fundamento técnico para la prisión preventiva de un ciudadano sin cometer un delito grave.

Sostuvo que la prisión era de un carácter excepcional para impedir la fuga o la obstrucción de la pesquisa. Si no se dan, existen otros medios alternativos. “El 245 del Código Procesal Penal dice que se deben preferir los medios alternativos”, acota. En esto le habla no solo al juez sino al Ministerio Público.

Aseguró que los fiscales deben tener fundamentos serios para solicitar la prisión. Afirma que con la reclusión de la persona se cercenan todos sus derechos.

La Constitución y la ley la reservan solo para casos excepcionales y eso se dio a lo largo de la historia del Paraguay. Apuntó que, por ello, algunas Cortes recuerdan a los jueces y fiscales que debían fundarse debidamente.

Dijo que esto se da porque no tiene consecuencia el abuso del pedido de la fiscalías y también ocurre en los órganos jurisdiccionales.

“Cada tanto la Corte debe recordarles a sus operadores a aplicar debidamente. No estoy de acuerdo con la prisión preventiva para casos no tan graves”, afirmó.

Aclaró que sí está de acuerdo con la prisión para delitos de cuello blanco, corrupción pública, homicidios, etc.

Dejá tu comentario