Política

Jueza uruguaya fue ligera e irresponsable, según Coscia

 

Para el procurador general de la República, Sergio Coscia, la jueza uruguaya, Blanca Rieiro, que otorgó el refugio político a Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, prófugos de la Justicia paraguaya, es irresponsable, ligera y “deja muchísimo que desear respecto al sistema judicial uruguayo”. Ayer conversó sobre este aspecto con el programa La Lupa, de radio Monumental.

Su fallo, emitido el 27 de setiembre pasado, está cargado de frases cortadas y pegadas del informe Nº 100/17 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que quedó anulado con la sentencia de la Corte IDH, del 4 de junio último, que resolvió a favor del Estado paraguayo, en el marco de una denuncia emprendida por Arrom y amigos por supuesto secuestro y tortura.

Coscia, cuestionó que la magistrada uruguaya “juzga al Paraguay como si fuera un organismo internacional, siendo una jueza de primera instancia”.

Dijo que tras leer la resolución por la que hizo lugar a la solicitud de refugio de los tres paraguayos, nada de lo que hubiese planteado el Estado paraguayo iba a tener efecto, “porque evidentemente es una resolución dirigida”.

En palabras del procurador, carece de seriedad absoluta la parte que hace referencia a que el tema Arrom- Martí está politizado y lo vincula con las negociaciones del Anexo C del Tratado de Itaipú binacional entre Paraguay y Brasil. Por eso se logró que este país revocara el refugio político que por 17 años gozaron los tres ex miembros del Partido Patria Libre, imputados por el secuestro de María Edith Bordón (2001).

SANCIÓN A JUEZA. “Es irresponsable y amerita una sanción a la jueza. Estoy viendo la formula para pedir esto. La ligereza con la que dictó el fallo esta jueza es alarmante”, expresó. El procurador manifestó sentirse “muy indignado” por esa resolución, porque carece de fundamento y, sobre todo, porque ignoró el valor de la sentencia de la Corte IDH que echó por tierra el argumento de los defensores de Arrom, Martí y Colmán de que en Paraguay ellos son perseguidos políticos y no está garantizado el debido proceso.

Afirmó que aún si se obtenía reactivar el código rojo de la Interpol, de captura internacional, de todo modos, una vez que los tres paraguayos obtuvieron los documentos proveídos por Acnur para refugiarse en Finlandia, no se habría impedido que estos llegasen a ese país.


Nada de lo que hubiese planteado el Estado iba a tener efecto, porque evidentemente es una resolución dirigida.

Estoy viendo la fórmula para pedir una sanción. La ligereza con la que dictó el fallo esta jueza es alarmante.
Sergio Coscia,
procurador general.

Dejá tu comentario