21 abr. 2024

Itaipú: Negociador debe tener fuerza, capacidad y patriotismo

La renegociación del Anexo C del Tratado de Itaipú ya se inició. Si bien el Gobierno busca mantener la tarifa en contra de una reducción como plantea Brasil, no demuestra la fuerza suficiente para garantizar un resultado satisfactorio para ambas partes. Al contrario, la información existente da señales sobre la prevalencia de los intereses brasileños, quienes se adelantaron con medidas difíciles de revertir, mas aún en un contexto de debilidad negociadora. Luego del momento crítico por el que pasó este Gobierno en 2019, sigue sin generar confianza en la ciudadanía y sin capacidad para implementar acciones y acordar medidas que beneficien al país.

Desde varios referentes nacionales se realizaron cuestionamientos sobre el manejo actual de Itaipú para garantizar que se respeten los intereses nacionales en la renegociación del Anexo C. Mientras Brasil ya está tomando decisiones anticipadas, dando por hecho un determinado resultado, Paraguay sigue sin mostrar señales claras y sobre todo escenarios alternativos de negociación.

Uno de los más preocupantes es la ausencia de una estrategia como segunda mejor opción, es decir, suponiendo que baje la tarifa. En este sentido, no se conoce con exactitud el estado de los planes de ampliación de la infraestructura necesaria para que Paraguay contrate el 100% de la energía que le corresponde de las binacionales.

El equipo negociador del Anexo C del Tratado de Itaipú tiene en sus manos una de las negociaciones más importantes para el país para el próximo siglo. Además de idoneidad técnica e impecable trayectoria ética y profesional de las personas que lo integren, la negociación debe realizarse en un contexto en el que la soberanía nacional y el respeto a los intereses paraguayos queden claros para la otra parte.

Entrar a una negociación con un equipo sin la debida formación y con antecedentes de dudosa moral, con un liderazgo débil y en un contexto político complejo para ambos países obstaculizarán cualquier posibilidad de que el resultado sea la mejor opción posible para ambos países.

Paraguay tiene la oportunidad de mostrarle al mundo que puede convertirse en un país con altos niveles de crecimiento económico y bienestar social, utilizando energía limpia y contribuyendo con la sostenibilidad ambiental global.

Este Gobierno puede quedar en la historia nacional y mundial si logra llevar adelante una negociación que convenga a todos, pero para ello será necesario aunar esfuerzos y concertar una estrategia sustentada en el trabajo profesional que genere legitimidad social y política y respeto por parte del Brasil.

La renegociación debe ser una causa nacional, pero ello requiere condiciones adecuadas, en la que converjan una propuesta técnica impecable, un liderazgo sostenido por el respeto y apoyado en la soberanía nacional y el apoyo popular.

Para eso necesitamos compromiso con la patria ahora y en el momento de la negociación, así como una interlocución fluida y transparente del Gobierno con la ciudadanía y los profesionales y técnicos nacionales que conocen el tema. Así como la negociación anterior nos dejó una deuda ilegítima que la debieron pagar varias generaciones, esta gestión puede dejar un legado altamente positivo si negocia con patriotismo y profesionalismo.

Más contenido de esta sección
El hecho de que la mayoría oficialista del senado haya retrocedido en la barbaridad cometida cuando devolvió fueros a senadores previamente desaforados que están siendo investigados por la Fiscalía, puede verse como que enmendaron un error. Sin embargo, una acción que significó el atropello a la Constitución Nacional no debe quedar impune. Los 23 senadores que votaron por devolverle los fueros a Erico Galeano, Hernán Rivas y Rafael Filizzola, deben ser investigados, pues en un estado de derecho nadie está por encima de la ley.
Hace unos días, fue intervenida una estancia en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, y en el lugar fueron detenidas diez personas de cuyo poder incautaron fusiles AR47 y una avioneta Cessna, además descubrieron una pista clandestina que habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Resulta insostenible la falta de control del espacio aéreo nacional, ante la impasividad o complicidad de las autoridades.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El acceso de los niños a alimentos adecuados y saludables es esencial para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Los programas de alimentación escolar han formado parte de la política educativa desde hace más de un siglo y permanecen en la actualidad, independientemente del nivel de desarrollo de los países y de los ingresos de los hogares. Pero en todos los países el programa se ha planteado de manera integral y tiene alto consenso social. Paraguay no puede ser una excepción. Los cambios planteados solo generaron conflictividad, a la vez de que no garantizarán mejoras sustanciales.
Los agricultores familiares producen la mayor parte de los alimentos frescos y sanos, diversificados y culturalmente apropiados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola, y ayudan a las economías rurales a crecer. La agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. La agricultura familiar es fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los ingresos de todas las familias y para reducir la pobreza en el sector rural. Dejarla en el abandono es poner un obstáculo al crecimiento sostenible, al bienestar de los hogares y al desarrollo del país.
La violencia contra las mujeres es una preocupante realidad en el Paraguay. En este Día de la Mujer Paraguaya debemos recordar los datos de las instituciones que señalan que, pese a las leyes, los casos de violencia en el hogar y los casos de feminicidio no disminuyen. Estamos lejos de ser una sociedad que respeta y valora las capacidades de las mujeres; prueba de ello es el aumento en el último año de la violencia política. Este es un indicador del largo camino que nos falta andar para ser una sociedad verdaderamente democrática.