País

Instan a no ser ñembotavy y a combatir las injusticias

 

Vivir teniendo presente los criterios de la “justicia superior” y no las “normas manipuladas” basada solo en el “provecho personal” de ciertos grupos, fue un pasaje de la prédica del presbítero César Nery Villagra, capellán del Comando del Ejército y párroco de la Parroquia San Jorge, durante la misa de la víspera del Día de la Virgen de Caacupé.

“Viviremos en la dinámica del Reino cuando trabajamos por la paz; no una paz como la entiende el mundo, como una mera ausencia de conflicto, sino una paz que se basa en la Justicia”, lanzó el cura que tuvo a su cargo la homilía cuyo tema era Muchos más dichosos son los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen.

El capellán llamó justamente a poner en práctica la voluntad de Dios, buscando la armonía y la Justicia. “No se consigue la paz actuando de meros espectadores de lo que sucede, sino interviniendo con valentía, con inteligencia, sobriedad y coraje para resolver los factores de injusticia, de intriga y de polémica que aquejan a la comunidad cristiana”, indicó.

COMPROMISO

Villagra instruyó que luchar por la paz “no consiste en evitar conflictos”, sino que implica poner en movimiento “acciones eficaces que destraben las disputas y controversias que tensionan la vida común”.

“El pacífico no es el ñembotavy, el que no quiere tener problemas, el que se esconde. El que cambia con el viento de posición porque no aguanta la presión. El hombre de paz busca la Justicia, busca reestablecer la armonía de todos”, sostuvo.

Para el presbítero, corresponde que los cristianos, laicos y sacerdotes “nos examinemos y hagamos una autocrítica de nuestra conducta”, a saber “si llevamos a cabo esta Justicia superior predicada por Jesús”.

Es así que instó a ser “agentes del Reino” en este año que viene y que la iglesia dedicará a la Palabra de Dios.

CÓMO ACTUAR

Sobre la línea de practicar los designios del Supremo, dijo que eso será posible “si somos limpios de corazón”; es decir, si se actúa con rectitud, con honradez, con probidad e integridad. “Seremos dichosos los cristianos si podemos dormir en paz, sin que la conciencia en nada nos recrimine. ¿Cómo conciliar el sueño cuando hemos hecho daño, cuando hemos calumniado y difamado? Cuando destruimos personas, cuando mentimos o distorsionamos la realidad para conseguir objetivos mezquinos”.

Por lo demás, refirió que quienes entran en la “dinámica perversa de la ley de compra venta de todas las cosas” no podrán participar del Reino de Jesús. “El mentiroso, el tramposo, el ladrón y el maniobrero no pueden entrar en el Reino. Hay que vivir según los criterios de la justicia superior que supera los criterios meramente humanos, de una justicia distributiva y de las normas manipuladas para provecho personal de grupos de interés”.

Hoy será la misa central y estará a cargo de Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé.


El pacífico no es el ñembotavy, el que no quiere tener problemas. El que cambia con el viento de posición porque no aguanta la presión.

Hay que vivir según los criterios de la justicia superior que supera los criterios meramente humanos. Pbro. César N. Villagra, capellán del Ejército.

Hay que ayudar a los más necesitados y el Gobierno debe implementar políticas para los más humildes. Guido Ríos, devoto.

Perdimos todos los valores y ahora suceden tantas cosas que si no estamos con Dios nada puede salir bien. Robert Delvalle, de Ciudad del Este.

INICIATIVA. En la misa de la víspera llaman a afrontar con inteligencia y coraje las injusticias.

MEDITAR. Piden evitar objetivos mezquinos y hacer autocrítica, pensar si se practica la palabra de Jesús.






Dejá tu comentario