Deportes

Incierto comienzo

 La Albirroja nuevamente no supo ganar. Empató 2-2 ante Qatar en el debut.

La Selección Paraguaya de fútbol sigue cargando a cuestas la pesada carga de la falta de resolución en los momentos en que las papas queman. Fue lo mismo que en otros partidos, donde se debió haber ganado y no se logró.

No me vengan que se dejó una buena sensación. ¡Pamplinas! El partido ante un equipo cuasiamateur en su juego, aunque superprofesional y con mucho dinero, porque pagan para jugar esta Copa América y son sorpresa.

En el primer tiempo, el resultado fue inmerecido. Pese a que el penal convertido de manera excelente por Tacuara Cardozo, la Albirroja mostró vacilaciones en la contención, un equipo demasiado largo, repetidas descoordinaciones entre Rodrigo Rojas y Celso Ortiz, que hicieron que los qataríes pasaran sin marca alguna la mitad de la cancha lo que dejó a Gatito Fernández a salvar un par de situaciones, que bien pudieron haber sido goles, que para el primer tiempo hubiera sido un justo premio, porque no se vio idea de juego de Paraguay.

En el segundo tiempo, acertada decisión de cambiar a un pobre Hernán Pérez, que no aportó nada. Derlis González logró un excelente remate para el 2-0, parcial. Pero el técnico no lee bien los partidos, pasó en los amistosos anteriores y de nuevo ayer. Si estás ganando por dos, y te están ganando las espaldas, tenés que meter un volante más para llenar el vacío. Pero no hay caso, seguimos en lo mismo, a lo que salga. Así no se gana.

La figura
Roberto Fernández
Treinta años después de que su papá fuera el arquero de Paraguay en el último juego en el Maracaná, ayer Gatito Fernández fue la figura de la Albirroja. Ganó el premio al mejor jugador.

Dejá tu comentario