País

Incán amplía servicios tras recibir nuevos equipos de última generación

Tiene el primer equipamiento de ecoendoscopía en el sistema público, que posibilita el diagnóstico certero de patologías del aparato digestivo. Además cuenta con nuevo aparato de radioterapia.

El Gobierno de Japón donó al Instituto Nacional del Cáncer (Incán) el primer equipamiento de ecoendoscopía al sistema de Salud Pública. Este aparato combina imágenes endoscópicas y ecográficas, lo cual posibilita diagnósticos y tratamientos más certeros de patologías del aparato digestivo, así como distintos tipos de cáncer.

El instituto también recibió un equipo de resonancia magnética nuclear de última generación, el cual aún no está en uso porque se espera la llegada de técnicos del Japón para que puedan armar las piezas del aparato.

El Dr. Nelson Mitsui, director del Incán, indicó que el equipo de ecoendoscopía significa un gran avance para la salud pública, ya que detecta tumores en áreas complejas. “La función de la endoscopía es que dentro del organismo realiza al mismo tiempo una ecografía y esto sirve mucho especialmente para la identificación de tumores y ganglios porque la imagen es mucho más fina que una tomografía o una resonancia”.

Señaló que este estudio en particular se encuentra en servicios de salud privados, pero que tiene un costo muy elevado, entonces se intenta suplir este análisis con otros estudios, como la tomografía, la resonancia. “La exactitud del diagnóstico que nos da este equipo es mucho mejor, por eso es de gran importancia para Salud Pública”, enfatizó.

ESTUDIOS. Mitsui remarcó que el servicio no tiene ningún costo. “Este equipo además sirve para evaluar otros órganos, el aparato digestivo, el páncreas, el hígado, para distintos tipos de patologías”, expresó.

Destacó que evaluarán primero este martes el equipo e ir viendo la demanda de pacientes para emplear el modo de agendamiento de turnos.

“La demanda creo que va a ser alta y vamos a tener que agendar y daremos prioridad a los pacientes con cáncer y probablemente van a venir otros tipos de pedidos también”.

El médico explicó que el órgano más difícil para diagnosticar tempranamente un cáncer es el páncreas. “Con este estudio podríamos acelerar los chequeos y obtener mejores resultados; cuando se detecta más rápido este tipo de anomalías efectivamente se puede salvar una vida”.

PROBLEMAS. “Recibimos un aparato de resonancia magnética nuclear que también es el primero en la red de Salud Pública, pero estamos teniendo algunos inconvenientes por la pandemia, ya que no están pudiendo venir los ingenieros de Japón y estamos haciendo los trámites a través del Ministerio de Relaciones Exteriores para ver qué podemos hacer con la situación, pero el equipo ya lo tenemos y está desarmado porque en Sudamérica no hay ninguna persona que entienda cómo se arma el aparato, porque estos son ingenieros de una marca específica”, explicó.

Asimismo comentó que cuentan con un aparato de radioterapia nuevo, de última generación, desde hace tres meses; además el Ministerio de Salud ha comprado dos tomógrafos que ya están habilitados para su utilización.


La exactitud del diagnóstico que nos da este equipo es mucho mejor, por eso es de gran importancia para Salud Pública.
Nelson Mitsui,
director del Incán.

Dejá tu comentario