Política

Imputación cita tráfico de influencias y dinero sucio en campaña de Quintana

La presión ejercida por el diputado de Colorado Añetete es considerada como tráfico de influencias, hecho que es causal de pérdida de investidura, según el artículo 201 de la Constitución Nacional.

La situación del diputado oficialista Ulises Quintana se complica aún más con la presentación de la imputación, realizada en la noche del domingo. Según el escrito, el legislador de Alto Paraná está seriamente involucrado con el presunto narcotraficante Reinaldo Javier Cucho Cabaña Santacruz e incluso habría causal de pérdida de investidura por tráfico de influencias para favorecer al dicha persona.

“Utilizando su investidura de diputado nacional habría ordenado la liberación del vehículo, del ciudadano y de la suma de dinero e igualmente el ocultamiento de fondos de origen ilícito”, señala parte del escrito fiscal.

El supuesto tráfico de influencias se refiere a las gestiones que, según grabaciones de llamadas telefónicas obtenidas por la Fiscalía, realizó el diputado Quintana para “solucionar” la detención de Diego Medina Otazú, secretario de Cabaña, en Caaguazú, el 28 de agosto pasado, así como la liberación del dinero, 190.000 dólares, que transportaba, aparentemente en forma irregular.

Siempre según la imputación, el diputado Quintana medió en el problema por pedido expreso de Cabaña, quien le manifestó que “necesitaba un favor”.

Artículo 201. Esa acción es causal de la pérdida de investidura. El artículo 201 de la Constitución señala que “los senadores y diputados perderán su investidura... por el uso indebido de influencias, fehacientemente comprobado”.

Hasta la fecha, el único legislador que fue despojado de su investidura es Óscar González Daher, quien fue sacado de la Cámara Alta en diciembre del año pasado, por estar ligado al escándalo de los audios del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Dinero sucio. En otra parte de la imputación se señala que “El diputado Ulises Quintana, conforme se desprende de las comunicaciones, habría inyectado sumas de origen ilícito para sostener su campaña electoral, aportados por Reinaldo Javier Cabaña”.

También resalta que Quintana “utilizaba el vehículo de la marca Toyota, modelo Land Cruiser, con matrícula JJX oo9, también propiedad de Reinaldo Cabaña, para su desplazamiento”.

Se consigna que dicho vehículo fue ubicado en el domicilio de Ulises Quintana, quien tras las intervenciones de la semana pasada puso el vehículo a disposición del Ministerio Público.

A la Agrupación. Reinaldo Cabaña Santacruz fue trasladado ayer desde la Senad hasta la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, donde guardará reclusión.

Al salir del Departamento de Judiciales de la Policía Nacional, donde le hicieron su prontuario, el detenido dijo que le están violando el derecho a la defensa, y al debido proceso.

Defendió a Quintana. Mencionó que el diputado Ulises Quintana es su colega, ya que ambos son abogados y nada tiene que ver con el caso. Dijo además que su hermano es adicto a las drogas que fue en su casa que se encontró un cargamento.

Por su parte, el ex presidente de seccional Filemón Meza, uno de los abogados de Cabaña Santacruz, pidió al Juzgado que su defendido cumpla con la prisión preventiva en cualquier penitenciaría del país, menos en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, porque temen por su integridad.

Él no es policía, ni del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo), ni del PCC (Primer Comando Capital) para guardar reclusión en la Agrupación Especializada”, dijo.

Dejá tu comentario