Interior

Importantes lluvias dan respiro a varias zonas del Chaco

 

Ayer viernes por fin cayó una importante cantidad de lluvia en zonas críticas del Departamento de Alto Paraguay, que pone alivio a los habitantes que sufren la falta de agua como consecuencia de la prolongada sequía. Las últimas lluvias caídas en la zona fueron en febrero. Los pobladores celebran la llegada que sirvió para juntar el vital líquido y aplacar las elevadas temperaturas en el Chaco.

Aproximadamente al mediodía en varias localidades del departamento llegó la tan ansiada lluvia, que esperaban los pobladores de lejanas comunidades que sufren escasez del vital líquido. La precipitación ocurrió en Puerto Casado, Carmelo Peralta y los distritos de Fuerte Olimpo y Bahía Negra.

Pobladores del distrito de Fuerte Olimpo son los más necesitados por la falta de lluvia que cada vez es más acuciante en el Chaco. Los habitantes subsisten gracias a los constantes acarreos del agua para el consumo y para la producción de pequeña y mediana ganadería que realizan mediante camiones cisternas que a la larga se torna insuficiente.

Con la lluvia caída por lo menos podrán paliar una parte de sus necesidades básicas, pero aún falta más para satisfacer la demanda de los chaqueños, donde se requiere de muchas precipitaciones.

En sectores con caminos terraplenados hubo clausura para evitar el tránsito vehicular en medio de la torrencial lluvia para que los rodados no dañen la ruta; es un método utilizado que como precaución se aplica en la zona. También se registraron cortes de luz entre las localidades de Carmelo Peralta y Fuerte Olimpo, en esta última se debió por la caída de una columna de hormigón armado en pleno centro de la ciudad; el servicio se repuso en pocas horas.

BUENA CANTIDAD DE AGUA. Después de una larga sequía se registraron importantes lluvias en gran parte del Chaco. Así, en la ribereña zona del río Pilcomayo, se registraron 40 milímetros de agua caída; en Filadelfia, entre 25 y 30 milímetros; Loma Plata, 40 milímetros; Pozo Hondo, 50 milímetros; Mariscal Estigarribia, 30 milímetros; Neuland, 35 milímetros. La lluvia estuvo acompañada por ráfagas de fuerte viento del sector sur y con descenso brusco de la temperatura. Sin embargo, en la zona Norte de Boquerón, como La Patria, Segunda Trinchera, Pykasu y otras comunidades, la lluvia aún sigue aguardándose.

ZONAS NECESITADAS. El Chaco Boreal sigue siendo la zona más afectada, pues no ha recibido nada de lluvia. En algunas comunidades indígenas, como Pykasu, Segunda Trinchera, entre otras. El resto son estancias y dependen de la buena pastura para la producción. Por lo general, el agua para consumo se extrae de pozo artesiano. Sin embargo, para la pastura es necesario el agua de lluvia.

Dejá tu comentario